“Los mayores riesgos en deuda soberana son los del Reino Unido y Estados Unidos”


Precisamente cuando medio mundo tiene sus miras puestas en Grecia y las dudas asolan la estabilidad de la deuda soberana de España, hay quien opta por ser contrarian y decir otras verdades. Dominique Mousset, especialista de renta fija europea de BNP Paribas AM, ha estado en Madrid esta semana y en una conferencia con clientes, no dudó en asegurar que “estamos en una situación extraña actualmente: los débiles del mercado no están siendo identificados correctamente”.

Dominique Mousset Benjamin Conquet Precisamente cuando medio mundo tiene sus miras puestas en Grecia y las dudas asolan la estabilidad de la deuda soberana de España, hay quien opta por ser contrarian y decir otras verdades. Dominique Mousset, especialista de renta fija europea de BNP Paribas AM, ha estado en Madrid esta semana y en una conferencia con clientes, no dudó en asegurar que “estamos en una situación extraña actualmente: los débiles del mercado no están siendo identificados correctamente”. En su opinión los mayores riesgos en deuda soberana son los del Reino Unido y Estados Unidos y no tanto los de los países de Europa Continental, tal como parece que dicta el mercado actual. Además, Estados Unidos podría verse perjudicado por la debilidad del euro, lo que provoca un fortalecimiento del dólar y, por tanto, una mayor dificultad del país para refinanciarse, en un momento precisamente en el que necesita esa ayuda financiera para pagar su alto endeudamiento.

Dentro de Europa, no prevé ningún default ni salida de la moneda común de ningún país de la zona euro. Los países que constituyen la parte principal de sus inversiones son Alemania, Francia, Finlandia y Holanda. Respecto a Grecia, cree que tendrá que seguir las reglas impuestas por la Unión Europea y tendrá que reestructurar su deuda a largo plazo. Por tanto, ellos en cartera sí que tienen títulos griegos en la parte corta de la curva pero no en la larga. Por último, respecto a España esta experta considera que el país tiene un problema de credibilidad en su capacidad para reducir la deuda y, sobre todo, en aumentar la calidad de los principales sectores del país. Mousset y su equipo creen en el compromiso político del gobierno español pero prefieren ver que se aplica realmente y, por eso, por ahora están ligeramente infraponderados en España. ·El riesgo en la renta fija vendrá este año por la parte de una “correcta selección de países”, resume la experta de BNP Paribas AM.

En cuanto a su visión de mercado, coinciden con el consenso y esperan una recuperación en V para los mercados emergentes y de raíz cuadrada para Estados Unidos, Europa y Japón. “Estamos lejos de salir de esta recesión, estamos frente a un largo periodo de crecimiento bajo”, dice la experta. Cree que el BCE no subirá los tipos hasta entrado el 2011 y, en su opinión cuando la autoridad monetaria europea lo haga será con cuidado y explicándolo bien al mercado.

En la parte de deuda corporativa, Benjamin Conquet recordó que 2009 fue un año de beta pero que 2010 será un año en el que contará más la correcta selección de emisores y en el que, desde luego, no habrá los retornos tan altos del año anterior. “Olvídense del 2008. Olvídense del 2009. Y sólo miren al futuro. Para la renta fija corporativa, 2010 será un año más tranquilo comparado con los dos años anteriores y se obtendrá menos rentabilidad que en el 2009”, dijo Conquet. Cree que aunque el gran rally en este asset class ya ha pasado, todavia se puede encontrar valor en bonos corporativos si se invierte al medio plazo. En 2010 espera obtener en torno al 3-4% de retorno en bonos de buena calidad y hasta 10% en High Yield.

En resumen, ambos gestores explicaron cómo están invirtiendo actualmente: optan por bonos con vencimiento a medio plazo (3-5 años), evitan a los “perdedores”, para lo que recomiendan tener una cartera diversificada, elegir de manera oportunista y confiar en todo el equipo de análisis y macroeconómico de la entidad y, en resumen, generar valor alejándose de los índices de referencia.

Empresas