Los líderes de la UE proponen crear un ministerio con poder sobre los presupuestos nacionales


Los dirigentes de la Unión Europea están convencidos de que la fórmula para intentar salvar al euro es avanzar en la integración económica, política, bancaria y fiscal. Para tratar de conseguirlo, los líderes de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, el Consejo Europeo y el Eurogrupo ha preparado una propuesta para la cumbre de jueves y viernes en la que se incluye la cesión a la Unión por parte de los estados de la soberanía suficiente para que pueda exigir modificaciones en los presupuestos nacionales, informa Financial Times.

Se trataría de dar a Bruselas el poder suficiente para actuar como un gran ministerio de Economía de los 17 países. Este sería un paso previo para conseguir a medio plazo el lanzamiento de los eurobonos y en definitiva la mutualización de las deudas, que podría iniciarse de forma paulatina.

Además, este nuevo superministerio sometería anualmente a votación de los estados miembros el nivel de deuda que cada país establece en sus presupuestos así como sus techos de gasto. Y cualquier modificación a lo largo del ejercicio tendrían que aprobarla los 17 estados.

También quieren los líderes de la UE que los fondos de rescate tengan capacidad para inyectar ayudas directamente a los bancos, sin necesidad de introducir por medio a los estados, así como que se cree un supervisor único europeo para los grandes bancos de la región, pero también para los medianos y pequeños en caso de que constituyan un riesgo. También piden un fondo de garantía de depósitos único.

El vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia, dio en un curso en la UIMP organizado por la APIE algunas pistas de cuáles van a ser las peticiones de la UE a los líderes europeos. Reclamó a los gobiernos que tomen definitivamente medidas políticas ambiciosas y que dejen de tomar las decisiones entre ellos para que sean las autoridades europeas quienes las tomen. En concreto, reclamó como urgente avanzar en la unión bancaria mediante la creación de un supervisor único (aunque inicialmente solo sea para las entidades más grandes) que tenga capacidad de resolución de crisis, y también un fondo de garantía de depósitos europeo. 

Además, pidió que tengan "compromiso político de primera magnitud" para ceder soberanía, y que se mentalicen y empiecen a trasladar a los ciudadanos la realidad de que lo que se decide en Bruselas vale lo mismo que lo del Consejo de Ministros. También abogó por avanzar en la creación de instrumentos de emisión de deuda común, aunque admitió que la creación de eurobonos no puede darse de un día para otro porque primero hay que moderar los desajustes fiscales. 

Los ministros de Economía y Finanzas de las cuatro mayores economías de la zona euro, Alemania, Francia, Italia y España, también se reúnen hoy para preparar la cumbre. En este encuentro, debatirán las propuestas planteadas por los líderes europeos. Además, mañana habrá un encuentro de Angela Merkel y François Hollande también como paso previo a la reunión de todos los jefes de Estado y de Gobierno, en la que se debería avanzar definitivamente hacia el modelo futuro de la Unión y, sobre todo, hacia la fórmula para salvar al euro.

Noticias relacionadas

Lo más leído