Los inversores ya no creen que los índices sean una inversión "buy-and-hold"


Los mayores inversores europeos han redefinido el significado de la inversión pasiva y ya descartan la idea de que los índices representan una estrategia de “buy and hold” (es decir, comprar y mantener”), según una encuesta del instituto londinense EDHEC-Risk –elaborada con las repuestas de más de 100 grandes inversores del continente-, publicada por Global Pensions.

 

Según sus conclusiones, más de la mitad de los encuestados piensan que los índices ya no son una estrategia para comprar y mantener y ahora definen la inversión pasiva como aquella que otorga exposición a retornos normales, en contraposición a retornos absolutos.

 

Para el instituto, el descubrimiento es interesante en la medida en que muestra que frente a la construcción de los índices en función de la capitalización de los valores debido a su naturaleza de “buy and hold”, la nueva actitud de los inversores abre la puerta a nuevas estrategias basadas en reglas de rebalanceo dinámicas.

 

Un descubrimiento que coincide con un escenario en el que muchos inversores están saliendo de índices tradicionales –construidos según la capitalización de sus integrantes- y buscando alternativas que les eviten algunas veces caer en burbujas. De hecho, según el estudio, el 45% de los inversores utilizan índices de renta variable alternativos, como ponderados en función de los fundamentales de sus integrantes, el 17,6% utilizan índices de renta fija diferentes y el 12,5%, índices de bonos corporativos también alternativos.

 

Para los encuestados, uno de los criterios clave es la liquidez, razón por la que el uso de índices alternativos está poco extendido pese a las críticas a los tradicionales, así como los temas referentes a la transparencia. Según el estudio, los inversores quieren una lista completa de los constituyentes del índice, información completa de los actuales pesos y total transparencia en su metodología.