“Los inversores se mantienen a la espera cuando deberían estar haciendo todo lo contrario”


Septiembre arranca con varias decisiones políticas en la agenda, cuyas repercusiones en los mercados podrían suponer un importante cambio en las actuales reglas del juego. Elecciones, reuniones de la Comisión, decisiones del Tribunal Constitucional alemán... la lista de citas que tendrán una gran influencia en los mercados de capitales es especialmente larga. “Los potenciales desenlaces son múltiples, lo que ha llevado a los participantes en los mercados a mantenerse a la espera cuando, de hecho, deberían hacer todo lo contrario”, asegura Asoka Wörhmann, director global de Inversiones de DWS Investments.

Y es que, el cambio en el sentimiento de los inversores se podría tornar rápidamente como consecuencia, por ejemplo, de una contundente intervención del BCE. Pero… ¿es ésta esperable? En un informe en el que el experto plasma su visión sobre la actual situación de los mercados, Wörhmann afirma que “un análisis detallado de las medidas que la autoridad monetaria que preside Mario Draghi podría aplicar tras una redefinición de su mandato deja algo muy claro: las herramientas a disposición del BCE le permitirán contraatacar en cualquier momento”.

En este sentido, el experto considera que “cada vez parece más probable una intervención contundente” por parte de la entidad. En su opinión, la unión monetaria presenta algunos fallos de diseño que le han llevado a suspender el examen práctico. “Un claro ejemplo lo podemos ver en Target 2, mecanismo a través del cual se están liberando muchas de las presiones financieras de los países miembros. Este mecanismo de transmisión de la política del BCE es injusto y compromete el mandato oficial del BCE, que no es otro que velar por la estabilidad de precios”, apunta el director global de Inversiones de DWS Investments.

Por lo pronto, el presidente del BCE ha anunciado que está determinado a actuar. “Si como se sospecha, la entidad pone en marcha un programa de compra de Letras soberanas, dicha decisión provocará movimientos en casi todas las clases de activos. “En DWS revisamos los posibles ganadores y perdedores, así como cuáles son los mercados e indicadores que todo inversor debería tener en cuenta”, asevera el experto. Actualmente, Wörhmann reconoce que en la gestora están positivos en deuda periférica, bonos corporativos, cédulas hipotecarias, renta variable (concretamente en el Dax y el EuroStoxx 50) y en el euro contra otros cruces.
 

Noticias relacionadas

Lo más leído