“Los inversores se han hartado de ser defensivos y buscan captar fuertes retornos en un mercado alcista”


El haber obtenido retornos anuales del 40% en los últimos dos años y seguir ofreciendo rentabilidades de dos dígitos en los próximos son los resultados y objetivos de un estilo de gestión que en el actual panorama podría definirse positivamente como una “rara avis”. Pero son cifras reales, las de la gestora estadounidense de renta variable con sesgo de crecimiento Mazama Capital Management, que asesora el fondo New Capital US Growth de la gestora EFG Asset Management, propietaria del 70% de la entidad de banca privada A&G. El responsable de inversiones de Mazama y su fundador, Ron A. Sauer, podría definirse como un analista de pequeñas firmas que trabaja para las mayores compañías mundiales, pues cuenta con mandatos de gestión de grandes firmas estadounidenses, y cuyas tres décadas de experiencia le han permitido asistir al crecimiento de baluartes como Apple o IBM y a su conversión en firmas cotizadas. Pero Sauer no se enamora de las compañías, al igual, según dice, que las compañías no se enamoran de él, y no duda en realizar una gestión activa –con un turnover anual del 50% en nombres y del 100% en volumen-, tratando de identificar los catalizadores del mercado en cada momento, y que define como una “cultura única” consistente en comprar valores de crecimiento de calidad a un precio razonable y que le ha valido grandes éxitos.

De hecho, en sus 30 años de historia, ha logrado doblar las subidas de sus benchmark, los índices Russell. El secreto reside en su modelo Price Performance Model (PPM), desarrollado en 1985 y que forma parte de la disciplina de inversión de la gestora, además de la experiencia de Sauer de 14 años al frente de Black & Company –donde asesoraba a gestores growth- y Willamette Management. Con el acierto en el tanteo del mercado que otorgan tantos años en el mismo, considera que actualmente los inversores se han cansado de ser tan defensivos y proteger sus carteras frente a la amenaza de caídas y lo que ahora buscan “es una gestora que sepa captar fuertes retornos en un mercado alcista”. Sus estrategias, centradas en firmas de crecimiento de calidad, permiten captar un 150% de las subidas del mercado, frenando las caídas.

Y es que Mazama cuenta con previsiones muy positivas. “Las valoraciones de las compañías de crecimiento pasaron de sus PER máximos de entorno a 50 del año 2000 a 11 a mediados de 2008 y esperamos que en los próximos años el PER se sitúe en torno a 25; en el caso de las firmas que crezcan más rápido podría situarse incluso entre 30 y 35”, comenta. Algo que supone grandes retornos y que se sustenta en las expectativas de crecimiento de beneficios de las compañías de aproximadamente el 20%. De hecho, el porcentaje de la cartera con sorpresas positivas ascendió el año pasado al 80%. “Tenemos productos que encajan con nuestra positiva visión macroeconómica”, afirma Sauer.

Acceso al inversor español

Después de años contactando con la compañía, cerrada clientes institucionales, finalmente EFG AM ha llegado a un acuerdo con Mazama para comercializar el fondo New Capital US Growth, lanzado en julio del año pasado, y hacerlo accesible a los inversores europeos; en el caso de España a través de A&G. Requiere una inversión mínima de 10.000 dólares y, de los 30 millones con que contaba inicialmente ahora ya tiene 80, por lo que los gestores se muestran muy positivos con su futura aceptación en Europa.

El fondo se compone en un 70% del fondo Mazama Large Cap Growth y en un 30% de la estrategia de midcaps de la gestora. “Se puede encontrar crecimiento en compañías de todos los tamaños. Si firmas como IBM sufrieron a principios del siglo fue ante el menor crecimiento del mundo desarrollado. Pero ahora su exposición a mercados como el estadounidense es mucho menor y lo importante es su exposición a países con fuertes crecimientos como China, Corea, Brasil, México o Canadá”, comenta. De hecho se fijan en empresas que obtengan el 60% de sus ingresos fuera, sobre todo en mercados como el latinoamericano, el asiático y también de forma incipiente el africano. “En un contexto en el que la clase media del mundo se duplica, los líderes en EEUU como Apple, Google o Visa, están muy bien posicionados para captar cuota en el mundo emergente; es una gran oportunidad y vivirán un boom en sus ingresos internacionales -que serán de doble dígito-, en los próximos años”, dice Sauer.

Primeras fases del mercado alcista

Al preguntarle sobre las preocupaciones de ralentización en mercados como el chino, no duda en apelar a su condición de inversores de largo plazo. “Tenemos idea de los problemas pero hay “pockets” de crecimiento en China y también una muy buena evolución en otros mercados como Brasil, India o Corea, y por eso el fondo está diversificado. Además, el mercado estadounidense también crecerá en los próximos años”, indica. El experto predice el comienzo del mercado alcista de cara a la próxima primavera, antes de las elecciones en el país y cree que “estamos en las primeras fases de esas subidas”.

Por sectores, Sauer se muestra favorable con la energía, tanto fuentes tradicionales que cuentan con positivos flujos de caja, como alternativas, que ocupan el 17% de la cartera; Petrobras y firmas energéticas canadienses están entre las elegidas. “La energía solar se beneficiará de cambios legislativos en EEUU y también en China este año”, comenta, aclarando que dichas apuestas son previas a las crisis en Oriente Medio y Japón. En segundo lugar, menciona la tecnología, las firmas de servicios financieros como Blackstone, Jefferies, Visa o Mastercard, y se muestra positivo con el nuevo ciclo aeroespacial y con las firmas agrícolas e industriales.

Lo más leído