Los inversores retiraron 58.000 millones de euros de los fondos nacionales en 2008


Aunque las salidas de dinero se han moderado en diciembre, el último mes del año ha venido a confirmar los reembolsos masivos experimentados por el sector de fondos de inversión nacional. Según el anticipo del informe de Ahorro Corporación, los reembolsos en el mes fueron de 3.400 millones de euros, con lo que en el conjunto del año los inversores han retirado 58.000 millones de euros de los fondos nacionales, casi la cuarta parte del dinero que gestionaba el sector a principios de año, lo que pone punto y final al “año que vivimos desastrosamente”, según palabras de Marcelo Casadejús, director de Marketing de Ahorro Corporación. El patrimonio del sector se ha reducido en el año un 29%, hasta los 176.000 millones de euros.



Todas las categorías de productos han sufrido en un año que, en opinión de Casadejús, ha supuesto la ruptura de un modelo basado en una industria fuertemente bancarizada. Así, los productos mixtos y de bolsa han experimentado reembolsos superiores al 30%, castigados por los desplomes de los mercados de renta variable. En el caso de los fondos de renta fija, las salidas representaron entre el 20% y 25% del patrimonio que gestionaban, y en los garantizados, los reembolsos ascendieron al 16% del dinero gestionado. Sólo se salvaron de los reembolsos los fondos de inversión libre, una categoría que estaba dando sus primeros pasos. "El que los instrumentos más utilizados y aparentemente más seguros, esto es, activos con renta fija en sus carteras, hayan cosechado pérdidas que en ocasiones han superado los dos dígitos ha sido una de las causas que han fomentado la huida de los ahorradores", explica Marcelo Casadejús.



El sector ha dado un vuelco hacia el conservadurismo, de manera que los productos de renta fija han pasado de suponer el 41% del sector a comienzos del año a representar el 47% en diciembre y los garantizados han pasado de tener el 26% de la cuota al 30,7%. Por el contrario, los productos de riesgo bursátil, mixtos y puros, han pasado en un año de representar el 28,4% a sólo suponer el 16% del sector. El caso de los fondos puros de bolsa es especialmente llamativo, al haber pasado en doce meses de suponer un 11,3% de la oferta total al 4,9%.

Otro punto que se ha dejado notar en 2008 ha sido la concentración de las ventas en las redes bancarias, que han pasado de comercializar el 89,9% del patrimonio en 2007 al 91,7% en 2008.



Pero este mayor peso de la oferta de renta fija y la concentración en las redes de bancos y cajas vivido en 2008, posiblemente sólo es un paréntesis en el cambio que vivirá el sector en 2009. El grupo financiero de las cajas de ahorro prevé que la industria de los fondos de inversión en España sufrirá cambios tanto en la configuración del patrimonio como en la distribución. En opinión de Casadejús, el sector deberá asumir un tamaño más reducido, donde los productos con riesgo deberán tener una participación creciente, reduciéndose el peso de la oferta de renta fija. Desde el punto de vista de la distribución, deberá premiar el asesoramiento, lo que obligará a modificar la forma de venta, que pasará a llevarse fundamentalmente por las redes de banca personal y privada. “El sector también adelgazará por la parte de las gestoras puesto que debería darse una concentración ya que muchas sociedades han visto cómo su volumen queda en la mitad del que tenían hace unos meses", prevé el experto.