Los inversores reducen su exposición al oro en los últimos tres meses


Los inversores que ayudaron a empujar los precios del oro hasta máximos históricos han cambiado radicalmente su posicionamiento y están dando la espalda a los metales preciosos, lo que ha provocado fuertes ventas de ETF de oro, según publica Investmentweek. Desde que comenzó el mes de diciembre de 2011, las posiciones de oro por parte de los ETF han caído en 44 toneladas, alrededor de un 20% de la producción mundial de las minas de oro.

 

El fondo SPDR Gold ETF, el más grande del mundo por respaldo de lingotes, vendió 25,4 toneladas durante la semana pasada. En total ha vendido un 3% de su participación de oro, y en la actualidad cuenta con alrededor de 1.282 toneladas.
 

 

Esta liquidación se produce después de una fuerte caída en el precio del oro, que ha pasado desde los 1.920 dólares en septiembre hasta los 1.645 dólares por  lingote de precio actual. El descenso del 15% se debe a un renovado apetito por activos de riesgo, según se desprende de los datos a nivel global- sobre todo en Estados Unidos- a la vez que se ha incrementado la esperanza en que se produzca un período prolongado de exceso de rentabilidad de la renta variable.
 

 

Los inversores están volviendo a posicionarse en acciones en Europa, en particular, después de la fuerte caída producida a finales de 2011. Sin embargo, este hecho no pone de manifiesto una clara mejoría en el continente, pues sigue latente la posibilidad de que vuelvan las preocupaciones a Europa– que esta vez podrían ser provocadas por España, donde los diferenciales de CDS están aumentando- y esto podría causar una nueva liquidación en los mercados y provocar un retroceso a refugios más seguros como el oro.

Lo más leído