Los inversores quieren un cambio en la estructura de comisiones de los fondos


La mitad de los gestores que cobran comisiones de rentabilidad calculan que será cada vez más difícil ganarlas, según un estudio de la firma de análisis Create publicado por Investment Week. De hecho, la mitad de los profesionales planea implementar marcas de agua elevadas para las comisiones de rentabilidad de los fondos, que además serán medidas con un horizonte temporal más amplio.

Estas comisiones forzarán a los gestores a convertir en ganancias todas las pérdidas de los últimos años antes de poder obtener de nuevo una comisión de rentabilidad, que es de media un 20% de los retornos obtenidos. Este sistema es popular en los hedge funds, pero menos entre los portfolios de retorno absoluto regulados.

Según el informe, “el mercado bajista de 2008 y 2009 mostró que el 80% de los gestores de activos han estado pagándose a sí mismos demasiado” y que los inversores quieren que las comisiones de rentabilidad sean medidas con un horizonte de varios años pues, cargándolas de forma anual, como muchos gestores hacen, algunos han alcanzado buenos niveles en años muy buenos, sólo para perder el dinero en el siguiente mercado bajista.

Sin embargo Amin Rajan, responsable de Create y coautor del informe afirma que los gestores no están muy interesados en cambiar las estructuras de comisiones. “Muchos ven difícil implementar los cambios, particularmente cuando la prioridad es retener los activos existentes”, afirma.

Otra de las conclusiones del informe es que los asesores financieros y las plataformas protagonizarán la próxima ola de crecimiento para los gestores de fondos, por delante de los fondos soberanos y los fondos de pensiones. El informe predice que las entradas en la industria de fondos podrían desacelerarse, con muchos de los flujos procediendo de inversores ya existentes y de cambios entre fondos. Además, sugiere que los mercados asiáticos serán la fuente más rica de ideas de inversión en los próximos años.

Lo más leído