Los inversores prefieren los ETF con réplica física


En los últimos meses, y a raíz del debate abierto por la autoridad europea ESMA, las entidades discuten sobre la idoneidad de todos los fondos cotizados para todo tipo de inversores. Entre las cuestiones que están sobre la mesa figura el apalancamiento o la réplica inversa, así como el sistema en sí de réplica. Las gestoras europeas, como Lyxor, tienden a defender que ambas formas de seguimiento tienen sus riesgos y que lo importante es gestionarlos con profesionalidad, mientras las entidades estadounidenses, como iShares, se decantan por relegar los productos con réplica sintética a los inversores institucionales.

 

Las gestoras se van pronunciando, pero ¿qué dicen los inversores? Los clientes, al menos en Reino Unido, parecen estar más bien de acuerdo con la última tesis. De hecho, según los resultados de la tercera encuesta del centro Morningstar ETF, hay una creciente preferencia de los inversores británicos por los fondos cotizados que utilizan la réplica física y una creciente aversión por la sintética.

 

La encuesta, elaborada a partir de las respuestas de inversores interesados o que ya invierten en fondos cotizados (593 en total, 501 de ellos individuales y 92 profesionales, sobre todo asesores), muestra cómo, a pesar de los esfuerzos realizados por los proveedores de ETF con réplica sintética por incrementar la transparencia y la protección del inversor, éstos siguen reacios a invertir en ellos. Así, la mitad cree que en sus decisiones de inversión, la distinción entre ambos tipos de réplica es “muy importante” y el 90% del panel está preocupado sobre el riesgo de contraparte (desde el 82% de la anterior encuesta). Al 55% de los profesionales le preocupan estos riesgos, así como al 35% de los minoristas, en mayor proporción que los costes (que preocupan al 21% de los primeros y al 18% de los segundos).

 

Para compensar este riesgo de contraparte, los inversores creen que deberían contar con menores costes en un 38%, mientras el 23% apunta a una mejor liquidez y el 17% a un tracking error más bajo. Sobre los costes, el 93% considera la marca “low cost” como un atributo importante o muy importante de los fondos cotizados.

 

En resumen, 9 de cada 10 afirmaron que prefieren los fondos cotizados con réplica física, más del 74% del anterior estudio, mientras sólo el 2% se decanta por la réplica vía swaps. Y todo pese a esfuerzos como los hechos recientemente por entidades como Lyxor, que publicó recientemente un documento con seis compromisos de calidad y eficiencia para sus ETF según publicó Funds People.

 

Del estudio también se desprende la necesidad de mayor educación. Así, de los inversores minoristas que están inseguros sobre la inversión vía ETF, el 65% afirma que quiere aprender más antes de invertir, frente al 77% que respondió lo mismo en la primera encuesta de este tipo, en septiembre de 2010. En esta línea, el 64% pidió más educación antes de poner estos productos en las carteras de sus clientes, frente al 47% de la anterior encuesta, lo que apunta a la prudencia.

 

Fuente: Encuesta de Morninstar ETF

Noticias relacionadas

Lo más leído