Tags: Gestores |

"Los inversores nos utilizaron como cajero automático pero todo se ha normalizado gracias a UCITS"


Una vez dejado atrás un 2008 letal para la industria de inversión alternativa y superado ya un 2009 de recuperación en el que el interés de los inversores pasó de centrarse exclusivamente en recuperar su liquidez a mostrar apetito por el riesgo y por nuevas estrategias, la coyuntura camina con paso firme hacia la normalidad. De hecho, para Bill Maldonado, responsable de inversiones alternativas de Halbis, división de HSBC Global AM, las relaciones con los clientes están "casi completamente normalizadas", con la excepción de entre un 20% y 30% cuyas inversiones están aún atrapadas en fondos ilíquidos.

El experto, que se muestra orgulloso de haber contado con estrategias que no presentaron estos problemas, reconoce haberse visto salpicado por ellos, pues los inversores, necesitados urgentemente de liquidez, sacaron su capital de los hedge funds que podían proporcionarla, sin discriminar una buena de una mala gestión. Una situación que llevó a ver reembolsos de entre un tercio y la mitad del patrimonio de algunos fondos. "Nos utilizaron como cajero automático pero ahora, volviendo la vista atrás, valoran nuestra capacidad de cumplir los compromisos en tiempos difíciles", asegura.

Por todo ello, Maldonado dibuja un futuro prometedor, delineado por un creciente interés por la industria alternativa, cuyo novedoso formato UCITS libera de las dificultades y aprehensiones de los hedge de toda la vida. "Estos productos permiten un mejor manejo de los riesgos con gran flexibilidad y nosotros celebramos que por fin exista un vehículo de estas características para invertir", afirma.

Más aún, cuando el nuevo escenario viene de la mano de un cambio de actores, pues a las casas de inversión alternativa tradicionales se han unido boutiques que dan lugar a una competición que Maldonado juzga de interesante y en la que se posiciona: "Aunque por ambas partes exista resistencia, existe una fuerte convergencia entre ambos, pero las casas tradicionales cuentan con la ventaja de su gran conocimiento del mundo UCITS, su infraestructura y la gestión de riesgos". Y a aquellos que afirman que este escenario es temporal, les lanza un claro mensaje: "El cambio es real y lo vemos a diario, con nuevos clientes que entran a formar parte del mundo de la inversión alternativa".

Mucho más que una moda

Así, y frente a los esfuerzos hacia los centros offshore, Maldonado cree que "conviene más mirar a los productos UCITS", apoyados por los clientes institucionales, inversores que, a diferencia del retail, "piensan y actúan a medio y largo plazo y cuentan con fuertes recursos", lo que hará duradera la situación. De ahí el convencimiento de que son mucho más que una moda pasajera apta para un periodo de dificultades en el que prima la seguridad: "2008 y 2009 fueron años tan duros que nadie quiere repetirlos: lo ocurrido está grabado a fuego en la mente de al menos una generación", afirma.

De hecho, Halbis fue pionera en lanzar fondos UCITS en España, el primero de ellos en junio de 2007, antes de que empezara la crisis, seguido, en abril de 2009, de dos más a los que añadió otros dos hace apenas un mes. Dependiendo del hedge que replican, llevan a cabo una estrategia de diferenciación o asimilación: en el primer caso, si hay por ejemplo una fuerte diferencia de liquidez. "Si ocurre así, no queremos la misma estrategia gestionada por el mismo gestor porque los clientes del hedge tradicional se convertirían en ciudadanos de segunda, pues la liquidez y transparencia es mejor en el producto UCITS", afirma Maldonado. De ahí la importancia de seleccionar una estrategia apropiada para el cambio.

Prevenir los peligros

Y es que la oportunidad que ofrece la marca no es baladí y por eso hay que cuidarla. Halbis advierte del peligro que supone intentar transformar estrategias que no tienen cabida, como la distressed, algo que inquieta al regulador y pone en peligro la imagen UCTIS. "Es la más importante y reconocida marca europea que se vende de forma global y hay que cuidarla, evitando dañarla con fondos que no deberían estar ahí", advierte Maldonado.

Lo que no supone un peligro, según el experto, es la futura regulación. "Las reglas de fondos no-UCITS harán en algunos casos estos productos más seguros que sus contrarios y eso no es lógico, lo que desatará una oleada reguladora en los propios UCITS para ajustar la situación. Pero el miedo no es el escenario central, porque no afectará al retorno de los fondos y porque los regímenes de "private placement" no se cerrarán", afirma, haciendo referencia a las normas vigentes en países como España, Francia o Italia que, si bien prohíben la publicidad, permiten que los fondos lleguen a los clientes institucionales.

En cuanto a las estrategias, Halbis apuesta en todos sus fondos por las no direccionales. "Nos gusta separar alfa de beta porque los clientes quieren buenos retornos con independencia del mercado y para ello pagan mayores comisiones". Por eso todos sus fondos son de mercado neutral o de baja beta, una estrategia que funciona muy bien en el actual clima económico.

Expertise en emergentes

El distintivo de Halbis es una "inversión activa y fundamental", así como una concienzuda gestión de riesgos que da lugar a carteras concentradas de alta convicción, con entre 25 y 30 valores y una destacada presencia en los mercados emergentes e incluso frontera. De hecho, uno de sus productos emblemáticos es un fondo indio. "Vendemos estas capacidades globalmente pero también tenemos gestores en todos los mercados locales emergentes, aprovechando el comercio sur-sur".

Su optimismo es patente frente a la situación que vive Europa, cuya mejora "requerirá medidas difíciles y mucho tiempo". Con todo, Maldonado cree que el mercado europeo es bueno para los inversores, pues los bajos tipos de interés y la debilidad del euro "pueden ser las recetas para un mercado fuerte". De hecho, tilda el mercado español de "muy interesante", sobre todo porque el interés suscitado por las inversiones alternativas ha superado las expectativas. La regulación es uno de los puntos a favor, en fondos de fondos por ejemplo, pues se abrieron al público antes que en otros países europeos.

Lo más leído