Los inversores huyen de los fondos de renta fija emergente


Los inversores huyen de los fondos de renta fija emergente. Así lo evidencian los últimos datos de flujos de fondos europeos de Morningstar, que revelan que en noviembre se reembolsaron 3.100 millones de euros de dicha categoría. En total, los fondos de renta fija sufrieron salidas de 2.100 millones de euros. Por el contrario, los fondos de deuda corporativa americana pusieron fin a cinco meses consecutivos de salidas y captaron 1.300 millones de euros en dicho mes. Los fondos de renta variable alcanzaron entradas netas de 8.400 millones de euros. En total, los fondos con vocación a largo plazo (no monetarios) registraron entradas netas de 13.900 millones de euros en noviembre.
                             
Entre las principales conclusiones del Informe Morningstar de flujos correspondiente al mes de noviembre se destaca que los fondos mixtos, con entradas de 6.400 millones de euros, registraron el vigésimo tercer mes consecutivo de captaciones. Al mismo tiempo, los fondos de gestión alternativa se anotaron entradas netas de 1.700 millones de euros, mientras que los monetarios sufrieron salidas de 8.200 millones de euros. Las categorías ‘Renta Variable Europa Gran Capitalización Blend’ y ‘Renta Variable Japón Gran Capitalización’ captaron 1.700 millones de euros y 1.600 millones de euros, respectivamente.

Por producto, el mayor fondo de Europa, el Templeton Global Bond sufrió reembolsos por valor de 1.000 millones de euros en noviembre. El PIMCO GIS Total Return registró su décimo mes consecutivo de salidas, con reembolsos de 939 millones de euros en noviembre. El Invesco Perpetual Income y el Invesco Perpetual High Income sufrieron salidas de 688 millones de euros y 364 millones de euros, respectivamente. UBS Global AM lidera las entradas de noviembre, al captar 1.200 millones de euros. Le sigue J.P.Morgan AM con 1.100 millones de euros.

Según Javier Sáenz de Cenzano, director de Análisis de fondos de Morningstar en España, la huida del inversor europeo de los fondos de renta fija se produjo como resultado de la subida de tipos de interés a nivel mundial en noviembre y la persistente preocupación por la reducción del programa de compra de activos de la Reserva Federal. De esta tendencia se salvó el high yield. “Los fondos de bonos de alto rendimiento también se beneficiaron de esta búsqueda de rendimiento que observamos desde hace meses”, afirma Sáenz de Cenzano.

Empresas

Noticias relacionadas