Los inversores extranjeros rehúsan invertir en España


España se encuentra en una situación macro de excepción con una huida o restricción de los inversores institucionales hacia la economía española. El mercado de los fondos de infraestructuras, como consecuencia, se está viendo afectado por las incertidumbres generadas tanto en los cambios de normativas como en las políticas fiscales. “La generación de valor se convierte en un objetivo difícil de alcanzar”, ha señado Alberto Valls, socio corporativo de Deloitte.

En una mesa redonda titulada “El rol de los fondos de Infraestructuras” dentro la celebración de Investructuras 2012, se ha dejado claro por parte de varios de sus participantes que los inversores extranjeros van a tender en estos momentos a evitar España como escenario de inversión para la financiación de proyectos de infraestructuras. Pese a la existencia de algunos inversores que perciben la inversión como una oportunidad a largo plazo, la posición conservadora y selectiva es la preferida en estos momentos de crisis. “La inversión es más aburrida pero con menos sustos”, apunta Alberto Jiménez Ortiz, director de desarrollo corporativo de Itínere Infraestructuras.

“Hay inversores extranjeros que dejan de lado a España porque no ven estabilidad regulatoria a pesar de las oportunidades que pueda haber”, ha señalado Jaime Héctor, socio de Eiser Infraestructure. Para Manuel Beldarrain, director general de Macquarie Capital, España no es un objetivo a corto plazo aunque confía en que vuelvan la liquidez al mercado y la estabilidad tanto a las Comunidades Autónomas como al Estado en general para que puedan analizarse proyectos con viabilidad futura.

Los noticias menos desalentadoras que arrojan algo de luz al panorama llegan de los instrumentos de fomento financiero. Uno de esos ejemplos es la iniciativa Jessica en Andalucía, que invierte capital y deuda en proyectos de desarrollo urbano que sean sostenibles y que puedan devolver la inversión realizada. El FDU Ahorro Corporación Jessica Andalucía gestiona 40 millones de euros y suple las carencias existentes de capital por el apalancamiento de los proyectos según ha contado Javier Zabala, director de inversiones de fondos de infraestructuras de Ahorro Corporación Financiera. “Se espera que llegue más dinero a través de este tipo de vehículos”, apostilla Zabala.

El Fond-ICO Infraestructuras, un fondo especializado en proyectos greenfield principalmente en España, ha dejado resultados cualitativos positivos desde su lanzamiento a mediados de 2011. Antonio Brandés, gerente del fondo, opina que es importante ganar credibilidad y experiencia precisamente en los tiempos que corren. El fondo está experimentando un momento de transición abriéndose puntualmente a proyectos de internacionalización que tengan un componente de exportación.

Lo más leído