Los inversores europeos llevan 88.400 millones a fondos de renta fija en el primer semestre


La industria europea de fondos de inversión sufrió en junio reembolsos netos de 17.800 millones de euros, si bien el balance del primer semestre del año es positivo. Así, los fondos captaron de enero a junio 89.600 millones de euros, un 20% por encima de los 74.000 millones que entraron en la primera mitad de 2011, según datos de Lipper Thomson Reuters.

En este entorno, los mejores fondos fueron los de largo plazo (es decir, excluyendo los monetarios), con entradas netas desde enero de 73.400 millones, lo que quiere decir que lograron captar más de ocho de cada diez euros llegados a los fondos de inversión europeos. Con todo, la cifra se sitúa por debajo de la captada el año pasado (96.500 millones), debido a las salidas que se produjeron en los fondos de renta variable en la primera mitad del año (15.000 millones).

“Aparte de la segunda mitad de 2011, cuando registraron flujos negativos de 154.600 millones, hemos de ir a la primera mitad de 2009 para encontrar un periodo de seis meses con menores suscripciones netas (50.900 millones) para los fondos de largo plazo europeos”, comenta Ed Moisson, responsable de Análisis de Reino Unido y transfronterizo de Lipper Thomson Reuters.

En junio, y a pesar de los números rojos dominantes, estos fondos vieron flujos positivos netos de 5.300 millones, gracias principalmente a la confianza y el respaldo de los inversores a los fondos de renta fija. Estos últimos suscribieron 14.200 millones, cifra que lleva el balance del semestre a entradas de 88.400 millones, cerca de tres veces la cantidad lograda en el mismo periodo de 2011, cuando captaron 31.200 millones. “Es el interés en bonos lo que explica gran parte del éxito de los grupos que captaron más dinero”, dice Moisson. La lista la lideró Pimco, con entradas de 12.800 millones, seguido de Axa (8.900 millones) y M&G (6.600 millones). El interés por los fondos de renta fija ya se notó en el primer trimestre del año.

Triunfo de deuda con sesgo global

En el mes de junio, los sectores más populares en Europa fueron el de renta fija global en divisa (que captó 2.900 millones), renta fija en dólares estadounidenses (2.200 millones) y bonos emergentes (1.900 millones, con 530 millones adicionales en fondos de divisa local). También los fondos de crédito global captaron 1.400 millones, en línea con los de high yield global. En el primer semestre, el ganador también es la renta fija: los fondos de deuda emergente atrajeron 12.000 millones, sumando 4.100 millones en fondos de divisa local.

Ese sesgo global también se apreció en renta variable: dentro del sector, los fondos de renta variable global captaron 420 millones en junio –y 6.000 millones en el semestre-, mientras los de pequeñas compañías globales se hicieron con 190 millones.

Por su parte, los flujos hacia fondos de retorno absoluto alcanzaron los 5.900 millones en lo que va de año, llevando los activos bajo gestión de esta categoría a 159.000 millones.

Moisson subraya también la importancia de la actividad transfronteriza para la salud de la industria europea. Así, el mercado de fondos disponibles para la venta a inversores de varios países, el conocido como mercado transfronterizo que se desarrolla fundamentalmente en domicilios como Luxemburgo, vio entradas de 73.800 millones de euros en 2012, si bien los mercados locales estuvieron dominados por los reembolsos. Los inversores franceses retiraron de los fondos de inversión del país 11.000 millones; los italianos sacaron 5.100 millones de los fondos domiciliados en Italia y los españoles hicieron lo propio, reembolsando 3.500 millones, mientras el mercado alemán de fondos cerró el semestre con salidas netas de 720 millones.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído