Los inversores europeos compran ETF físicos pero salen de los sintéticos


En los cuatro últimos meses, los inversores europeos han mostrado su preferencia por los fondos cotizados que utilizan un sistema de réplica física y huyen de un modelo que utiliza derivados y cuenta con riesgo de contraparte. Según el último informe de BlackRock sobre la industria de ETP , desde agosto hasta cierre de noviembre los fondos que utilizan un modelo de réplica física han captado 7.100 millones de dólares, frente a salidas de 9.700 millones en los de réplica sintética (de los cuales 2.300 millones corresponden al mes de noviembre).

 

¿A qué se debe este recelo? “En parte, esto puede ser impulsado por las críticas que los reguladores europeos han levantado contra los ETF sintéticos y por una preferencia generalizada de los inversores por productos más simples y transparentes”, comenta Armelle Loeb-Darcagne, directora de ventas de ETF de HSBC. Así, en primer lugar, el sentimiento de aversión al riesgo y la demanda de productos considerados como más sencillos y menos sofisticados podría ser una de las causas, ya que los momentos de mayores salidas de capital de los ETF con réplica sintética coinciden con los meses con mayores tensiones en los mercados ante noticias negativas relacionadas con la crisis de deuda europea, es decir, agosto, y octubre-noviembre. 

 

Otro de los motivos sería ese debate generado por el supervisor europeo, ESMA, sobre la necesidad de distinguir entre ETF complejos (con criterios como el apalancamiento, las posiciones cortas o la utilización de un modelo de réplica mediante derivados), y por tanto, no aptos para el inversor minorista, y aquellos no complejos. En este sentido, las entidades se van posicionando: desde Lyxor defienden la idea de que, independientemente del modelo de réplica, ambos son fondos UCITS y cumplen la normativa igual que cualquier otro fondo. “Es una cuestión de distintas estructuras y distintas versiones del riesgo”, comentaba Nizam Hamid, responsable de la estrategia de ETF en Lyxor a Funds People, pues mientras en los de réplica sintética existen riesgos como el del contrapartida del swap, en la física hay otros como el derivado del préstamo de títulos y la rentabilidad o tracking error. Por eso cree, que, explicando bien el riesgo, los ETF con réplica sintética son perfectamente válidos para cualquier inversor.

 

La postura deiShares-BlackRock es la contraria, apoyando una mayor regulación sobre el sector para garantizar la seguridad del mercado y evitar, según su director general en Iberia y subdirector general en Latinoamérica, Armando Senra, que se repita lo visto en otros productos que “comenzaron siendo transparentes y terminaron convirtiéndose en un monstruo” . Desde HSBC, la idea es que los inversores no deberían acceder a los ETF sintéticos si no hay una mediación profesional, y además, consideran que no tiene demasiado sentido cuando puede llegarse al mismo punto por un camino más fácil. “Si quiero ir del punto A al punto B, ¿por qué viajar a través de todas las otras letras del alfabeto sólo porque esa opción existe? HSBC no ha puesto en marcha ETF sintéticos porque creemos que no se necesitan en la mayoría de los casos”, afirma Armelle Loeb-Darcagne.

 

El cambio de preferencia por determinados activos de inversión no parece estar detrás de las ventas en ETP sintéticos y las compras de físicos, pues ambos grupos cuentan con una amplia oferta en todas las clases de activos. Eso sí, está claro que los inversores que quieren posicionarse en oro, lo hacen de forma física, pues en los últimos meses los ETP sobre el metal precioso con réplica física captaron más de 4.000 millones, frente a los 30 millones de los sintéticos.

 

Eso sí, y a pesar de todo el recelo actual, los fondos cotizados que utilizan derivados para replicar el subyacente han venido creciendo a mayor ritmo: en los últimos seis años en Europa, los físicos han multiplicado por cuatro sus activos bajo gestión, pasando de 41.300 millones de dólares a 164.200 millones a finales de noviembre, el 60% de la industria, y los sintéticos por ocho (de 13.600 millones a 109.100 millones). Por número de productos, hay 445 fondos cotizados que utilizan la réplica física frente a 778 con la sintética, según datos de BlackRock.

 

LOS FLUJOS EN ETF EUROPEOS DE AGOSTO A NOVIEMBRE

Datos en millones de dólares, fuente BlackRock
 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído