Patrick Fischli (Bellevue): “Los inversores están dispuestos a pagar por un mayor active share”


“España es uno de nuestros mercados principales, y además es el mercado de crecimiento más rápido para nosotros”, afirma Patrick Fischli, socio y director de ventas de Bellevue. La llave que ha abierto a esta boutique helvética las puertas a un mayor número de inversores ha sido el fondo BB Global Macro, que invierte en renta fija y renta variable (en proporción 75%- 25%, habitualmente) de forma flexible, combinando posiciones cortas y largas con las que su gestor refleja en cada momento su visión macro. Es, además, uno de los fondos de la lista de Consistentes de Funds People.

“Se ha incrementado la demanda del BB Global Macro como consecuencia del entorno de tipos bajos y de aversión al riesgo. Es una demanda que vemos en línea con el apetito por estrategias alternativas, pero no es una tendencia exclusiva de España, sino que está siendo generalizada en todos los países en los que tenemos presencia (Suiza, Alemania, Austria, Luxemburgo, Reino Unido y España)”, explica el experto. De hecho, tal está siendo el éxito del fondo que Fischli admite que el fondo ha triplicado su tamaño en un año.

“Ahora que el dinero es prácticamente gratis, si tienes capacidad para apalancarte supone tener capacidad para incrementar significativamente el retorno potencial frente a los fondos multiactivos, que no pueden apalancarse”, añade el director de ventas. Éste considera que el hecho de que Bellevue tenga presencia en España desde hace años es una ventaja competitiva adicional, ante la llegada en el último año de nuevas boutiques internacionales especializadas en fondos de retorno absoluto y otros productos alternativos.

Además del ya citado fondo Global Macro, la gama de producto de esta boutique está compuesta por el BB Adamant Biotech y el BB Adamant Medtech (invierten ambos en el sector salud), el BB Entrepreneur Europe y el BB African Opportunities. Este último invierte en renta variable africana (concretamente de países de África Meridional y Subsahariana) y también dispone del sello Consistentes.

Desde la firma ven al BB African Opportunities como una oportunidad para los inversores con una visión de largo plazo que quieren dar un paso más hacia el mundo emergente: “Las regiones del norte y sub-Sáhara de África están totalmente descorrelacionadas con el resto de los emergentes. Mientras que Asia es más madura, y atrae más interés por parte de los inversores, África presenta mayor potencial de desarrollo y se están poniendo en marcha reformas estructurales y constitucionales que la vuelven menos dependiente del ciclo, lo que nos da más capacidad para explotar las oportunidades a largo plazo”.

El director de ventas defiende asimismo que este producto es capaz de ofrecer eficiencia en la relación entre rentabilidad y riesgo: “Si un inversor asigna un 80% de la inversión al MSCI EM y un 20% al BB African Opportunities, será capaz de obtener un 20% más de retorno con un 20% menos de volatilidad”, asegura. Aunque Fischli admite que los flujos de entrada en este fondo no han registrado un aumento tan palpable como en el de Global Macro, enfatiza lo siguiente: “Estamos teniendo muchas conversaciones y peticiones de información sobre el fondo. Creo que la gente se está preparando para invertir”.

La hora de las boutiques

Bellevue dispone actualmente de un patrimonio de 6.800 millones de francos suizos. El año 2015 terminó en buenos términos para la firma, que consiguió un crecimiento puramente orgánico del 14%, con un incremento del 85% del beneficio operativo y una reducción de la ratio de costes sobre rentas hasta el 68%. La firma está dispuesta a combinar el crecimiento orgánico – haciendo crecer el patrimonio de sus fondos, la mayoría situado entre 100 y 150 millones de euros- con crecimiento vía fusiones y adquisiciones. Para el experto, la especialización y un servicio personalizado van a ser cada vez de mayor importancia para toda boutique que quiera impulsar su negocio: “Es muy importante encontrar tu perfil, cuáles son tus conocimientos. Nosotros nos centramos en nichos del mercado que nos brinden grandes oportunidades para movernos entre los grandes jugadores, que son demasiado grandes para ser flexibles y apostar por nuevas tendencias”.

Para Fischli ser una boutique no se refiere exclusivamente a tener espíritu pionero, también a “estar invertido en tus compañías y en tus productos”. ¿La razón? “Si pierdes dinero, estás en el mismo barco que tus clientes, es un trato distinto al que dan las grandes gestoras. Esta es una oportunidad para las boutiques y para ser emprendedores”. Además, dado el menor volumen de los fondos de Bellevue, su representante considera que “no podemos luchar contra eso, pero como compañía que invierte dinero propio en sus productos funciona como reclamo para muchos inversores”.  “Los inversores están hartos de los servicios de los grandes bancos que invierten en sus propios productos, que suelen tener comisiones elevadas y un bajo active share. Nuestros productos tienen una alta diferenciación con respecto del índice y pensamos que los inversores están dispuestos a pagar por ello”, continúa el responsable de ventas.

El experto considera igual de fundamental “identificar qué gama de producto encaja mejor con cada cliente”, así como “identificar muy bien qué vender en cada región”, razón por la que la gestora ha dedicado esfuerzos a optimizar su gama. Por ejemplo, identificaron la necesidad de añadir clases de distribución a sus fondos para mejorar sus ventas en Alemania, mientras que una de las demandas que recibieron por parte de inversores españoles se centraba en la incorporación de clases con coberturas a otras divisas. “Como boutique, tienes que estar dispuesto a añadir estas características más personalizadas a tus productos, frente a los servicios más estandarizados de los grandes jugadores”, concluye Fischli.

Noticias relacionadas

Lo más leído