Los inversores españoles, cada vez más pesimistas


La confianza de los inversores españoles se mantiene en valores negativos por tercer trimestre consecutivo y empeora en relación al trimestre anterior. De acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora J.P. Morgan Asset Management, el índice de confianza se situó en -1,51 en el tercer trimestre de 2016 frente al -1,11 puntos registrados en los tres meses anteriores. El retroceso de casi medio punto en la confianza del inversor responde a los distintos factores geopolíticos que han influido en los mercados en los últimos meses, desde la incertidumbre política asentada en España hasta el impacto del Brexit y los diferentes acontecimientos internacionales.

La preocupación por la situación política actual se pone de manifiesto una vez más entre los inversores. Así, el 46,6% de los que prevén retrocesos en las bolsas, lo achaca a la inestabilidad generada por la falta de Gobierno, hecho que inquieta más que nunca en este segmento, ya que suma 6,4 puntos porcentuales más que el trimestre anterior. En este sentido, aumenta el porcentaje de inversores que prevé caídas en los mercados bursátiles, pasando del 28,6% en el segundo trimestre al 33% entre julio y septiembre. Sin embargo, también se aprecia un ligero aumento en el tramo de inversores que apuestan por una subida de las bolsas, que se sitúa en un 20,2%, medio punto más que en el periodo previo.

Casi uno de cada cuatro inversores optimistas -aquellos que apuestan por una subida de los mercados en los próximos seis meses- aseguran que el mercado español será el que más suba en comparación con el resto de mercados mundiales. De hecho, la expectativa de crecimiento del parqué se eleva al 38,3% y marca máximo en la historia de la encuesta que comenzó en 2007.

Las opiniones sobre los mercados europeos se mantienen con el mismo porcentaje que en el segundo trimestre: un 21,2% de los inversores optimistas apuestan por una subida. El mercado estadounidense se posiciona como el tercero que más subirá con un 15,7% de respuestas, y el mercado asiático, que obtiene el 10,3% de las opiniones. Le siguen de cerca los mercados emergentes con un 9,3% y, por último, el mercado japonés que se sitúa en un 3%.

Aumenta la preocupación por las pensiones

Un 54,5% de los encuestados considera que las pensiones no estarán garantizadas en los próximos 15 años, lo que supone 8,6 puntos porcentuales más que en el segundo trimestre de este año y el nivel más alto desde 2013. En línea con estas dudas, las opiniones sobre la economía y las expectativas muestran opiniones divergentes. El 29,5% de los encuestados considera que estamos comenzando a percibir los primeros síntomas de recuperación económica en España. Se confirma así una tendencia de valoración positiva -en aumento desde el segundo trimestre de 2015 -, con un aumento de cuatro puntos frente al trimestre anterior. Sin embargo, se mantiene estable el porcentaje de los que piensan que el final de la crisis se retrasará hasta dentro de tres o cuatro años. El 75,9% de los encuestados comparten ese vaticinio, lo que prolonga una tendencia que se viene observando desde hace cuatro ejercicios.

Más inversores a largo plazo

La volatilidad en los mercados también se percibe en las preferencias de los inversores sobre los productos financieros. Al contrario de lo que se observaba en encuestas anteriores, los productos más conservadores ganan terreno entre las preferencias de los entrevistados. Así, se aprecia una subida de aquellos que apuestan por la inversión en renta fija que pasa del 1,9% en el segundo trimestre al 2,8% en este trimestre. Entre los factores que tienen en cuenta a la hora de tomar sus decisiones, citan la crisis económica, la oferta de productos de inversión de bancos y cajas y los tipos de interés y el Euribor.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído