Tags: Gestores |

“Los inversores deben aprender a valorar el impacto de las crisis sistémicas”


El premio Nobel de Economía Michael Spence asegura que el mundo se dirige hacia un patrón de crecimiento nuevo, en el que los países emergentes tendrán un mayor peso y en el que el ritmo de incremento del PIB será más moderado que en los años previos al estallido de la crisis.

Spence, que participó en el coloquio europeo organizado en Londres por Pioneer Investments, asegura que “una buena estrategia de inversión debe incluir un proceso disciplinado para valorar las crisis sistémicas”.

Spence afirma que el reto para los próximos años es lograr que Estados Unidos y los países desarrollados sigan delante de manera satisfactoria con su proceso de desapalancamiento y que China y otros mercados emergentes puedan transformar su ahorro en inversión y consumo, un proceso que será largo y difícil.

“Desde el punto de vista del inversor, hay que pensar en los aspectos dinámicos del riesgo. El riesgo sistémico se alza de vez en cuando y con él la correlación aumenta y se evapora la liquidez, entre otros efectos. Hay lecciones claras sobre la liquidez: tener carteras muy ilíquidas es un problema. La liquidez necesita ser revisada: evitar ventas forzadas, vender cuando hay señales de peligro y tener una distribución de activos flexible”, agrega.

En cuanto al plan anunciado por el Gobierno de Estados Unidos para segregar la gestión alternativa y las mesas de trading de la actividad de banca comercial, Spence está convencido de que la gestión de activos no se incluirá en la lista de actividades a separar.

Aun así, dice que “separar las actividades no basta para eliminar el riesgo sistémico. Separar no resuelve el problema, hay que regular las dos partes. Segregar permite que no haya contagio simultáneo, como en 2008, pero no elimina el riesgo. La regulación de trading propietario y de los derivados complejos es un reto importante”, afirma.

Spence, que trabaja como consultor en Pimco, ganó el premio Nobel en 2001 junto con George A. Akerlof y Joseph Stiglitz. Es profesor de Stanford y miembro del comité de inversión que maneja los recursos de la universidad.

“El desapalancamiento será largo y el consumidor de Estados Unidos no volverá con fuerza. Es un momento muy difícil para ser optimista sobre Estados Unidos. Creo que es un proceso de 5 a 7 años antes de volver a un crecimiento normal, pero no a la norma de los últimos años. No volveremos a los niveles de crecimiento anteriores, porque son insostenibles”, opina.

Spence cree que Europa está en mejor posición que Estados Unidos y Japón y no espera que la zona euro se rompa. “En Europa, lo que más preocupa es el desequilibrio fiscal. La fragmentación fiscal se tendrá que tratar en algún momento y Europa tendrá que decidir si da un paso más en la integración o no”, añade.

Lo más leído