Los inversores creen que una de cada cinco gestoras de capital riesgo desaparecerá


En la estela de la crisis financiera, los inversores están causando un rápido cambio en el sector del capital riesgo, incluida una amplia reestructuración de sus carteras y la contratación de más personal interno, según el último Barómetro Internacional del Capital Riesgo de Coller Capital.

 


Después de analizar con más perspectiva los efectos de la crisis financiera, la mayoría (54%) de los inversores cree ahora que el capital riesgo está más correlacionado con las acciones cotizadas que nunca y espera que una de cada cinco gestoras de capital riesgo actuales desaparezca.

 


Sin embargo, en general su confianza en la clase de activo se mantiene fuerte. Esto se ve reflejado en mayores asignaciones de activos (en los próximos 12 meses, el 25% de inversores aumentará su objetivo de asignación a capital riesgo), fuertes expectativas de desinversión (dos tercios de los inversores esperan ver un importante aumento en las ventas a inversores industriales durante los próximos 12 meses) y un mejor rendimiento de las carteras. Ahora que sus carteras se están recuperando de la crisis, casi dos tercios (62%) de todos los inversores y y casi tres cuartas partes (71%) de los inversores norteamericanos pueden presentar ya rendimientos netos de 11-
15% o más en sus carteras de capital riesgo.

 

El interés de los inversores en operaciones secundarias ha alcanzado niveles sin precedentes. Más de un tercio de inversores norteamericanos, el 25% de los inversores europeos y casi el 42% de los inversores de Asia-Pacífico tienen ya proyectado vender activos de capital riesgo en los próximos dos años.

 

El interés por el mercado de operaciones secundarias como herramienta de reorganización de carteras es visible también en las intenciones de compra de los inversores: alrededor de un tercio de los inversores norteamericanos y europeos (30% y 35% respectivamente) y más de dos tercios (68%) de los inversores de Asia Pacífico tienen la intención de comprar participaciones en capital riesgo en los próximos dos años.


El ritmo del cambio también se está acelerando entre los inversores. Actualmente tres cuartas partes (76%) del personal de inversión lleva en su empresa actual cinco años o más (y el 42%, 10 años o más), aunque los inversores creen que 25% de sus colegas cambiarán de empresa en los próximos dos años.

 

Esta percepción se ve confirmada por los planes de las diferentes entidades: alrededor de un tercio de todos los inversores tienen proyectado aumentar sus equipos gestores de capital riesgo en los próximos dos años, incluidos casi la mitad (47%) de los fondos de pensiones públicos y 41% de las compañías de seguros. 

Entre la mitad y dos tercios del personal de inversión de los inversores institucionales cuentan en su remuneración con un elemento ligado al rendimiento y la mayoría de los que no lo tienen (incluido el 75% de los encuestados en Norteamérica) creen que deberían tenerlo.