Tags: Negocio |

Los inversores confían en la gestión activa en su regreso al mercado de renta variable


Se tiende a decir que es precisamente en momentos de alta volatilidad en mercado cuando tiene más sentido invertir en productos de gestión activa ya que estos son previsiblemente más adecuados a la hora de discernir entre los ganadores y perdedores cuando los mercados están tan polarizados como lo pueden estar ahora.

Los datos de Morningstar Direct sobre flujos en fondos europeos al cierre del mes de mayo revelan que en esta ocasión sí se ha visto un regreso de inversores de fondos de bolsa activo en detrimento de los pasivos. De hecho, según sus cifras, en el mes de mayo, los flujos hacia los fondos de renta variable gestionados activamente se situaron en 12.000 millones de euros mientras que los fondos de pasivos de renta variable despidieron un mes alcista de mercado como fue el mes de mayo con más salidas que entradas de dinero. “Esto se debe principalmente a reembolsos en ETFs, pero los fondos indexados también sufrieron retrocesos. Mientras que los fondos de salud, tecnología y growth siguieron teniendo demanda, ésta contrasta con las salidas de cerca de 1.000 millones de euros de los fondos Large Cap Blend de Estados Unidos y Europa”, afirma Ali Masarwah, analista de Morningstar.

Captura_de_pantalla_2020-07-03_a_las_16

La renta variable no fue, sin embargo, la única gran categoría que captó el interés del inversor de fondos activos. De hecho, los fondos de renta fija consiguieron despedir mayo con entradas netas por valor de 27.200 millones de euros, 7.000 millones más que en el mes de abril gracias al tirón que tuvieron los fondos de deuda corporativa, una de las grandes beneficiadas de las medidas de estímulos de los bancos centrales. No obstante, en la categoría de renta fija, los fondos pasivos no se quedaron atrás en lo que a suscripciones se refiere. Captaron 8.577 millones de euros, lo que implica su mejor mes desde julio de 2019, según los datos de Morningstar.

Pese a que los datos se refieren a un único mes, crecen las voces que consideran que de mantenerse la volatilidad en el mercado y, sobre todo la dispersión de rendimientos entre un mismo tipo de activo, se podría ver a la gestión activa recuperando parte del terreno perdido a favor de la gestión pasiva. De hecho, según una encuesta de Natixis IM a inversores globales publicada recientemente, el 79% de los profesionales financieros cree que el mercado actual favorece a las carteras activas.  Además, de media, el 69% de los activos de clientes se encuentra en inversiones gestionadas activamente y se pretende mantener este nivel de exposición activa durante los próximos tres años. “Lo que seguimos viendo en todo el mundo es el interés por la gestión activa, combinado con un mayor uso de estrategias alternativas para ayudar a los clientes a transitar por el contexto de incertidumbre en los mercados”, afirma Dave Goodsell, director ejecutivo del Natixis Center for Investor Insight.

Otro estudio, esta vez realizado por CFA Institute que lleva por título Is the Coronavirus Rocking the Foundations of Capital Markets? muestra además que el 31% de los profesionales financieros encuestados (todos ellos miembros de CFA) considera de media que los gestores activos aprovecharán esta crisis como catalizador para demostrar su valor. Una cifra que crece sobre todo en los regiones menos desarrollados y con mercados por tanto menos eficientes como es el caso del sur de Asia, Oriente Medio o áfrica, donde las ineficiencias del mercado son un buen caldo de cultivo para los gestores activos.

 

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído