Los inversores castigan a los mejores hedge funds españoles


2008 fue un año atípico en muchos sentidos. En el terreno de la inversión libre, algunos de los mejores productos del año fueron de los más castigados con fuertes reembolsos.



El Valórica Global, el hedge fund español más rentable de 2008 con una revalorización del 11,78% en el año, vio caer su patrimonio desde los 90 millones de euros en julio a cerca de 70 a cierre de diciembre.



Algunos clientes parece que han decidido vender sus posiciones ganadoras para cubrir otras pérdidas. Curiosamente, los otros dos productos de la firma, también con rentabilidades positivas en el año, no han sufrido reembolsos similares. El Valórica Alfa mantuvo su patrimonio estable y el Valórica Macro incluso registró un incremento.



Otro ejemplo de un buen fondo que ha sufrido salidas importantes es el BBVA & Partners Retorno Absoluto, que obtuvo una rentabilidad del 4,98% en 2008 y vio cómo su patrimonio pasaba de los 50 millones a cierre de julio a poco más de 30 millones a final de año.



Tradicionalmente, los hedge funds con buenos resultados eran los productos que más dinero captaban. Y no era poco frecuente ver que los gestores debían poner barreras para limitar las entradas. Pero eso era en otros tiempos. La crisis de liquidez y el desapalancamiento han llevado a inversores de todo el mundo a deshacer posiciones en los vehículos que mejores resultados ofrecen.



Sólo en el cuarto trimestre de 2008, los reembolsos en hedge funds alcanzaron los 152.000 millones de dólares, un récord histórico, según datos de HFR. En total, las salidas superaron los 154.000 millones de dólares en todo el año, un fuerte contraste con la entrada neta de 194.000 millones en 2007.



En España, el patrimonio gestionado por los fondos de inversión libre (incluyendo fondos individuales y fondos de fondos) pasó de unos 1.600 millones en julio a cerca de 1.000 millones a finales de diciembre, según las previsiones.



Muchos expertos auguran que la salida de dinero puede continuar. Además, los cierres de fondos han sido una constante en los últimos meses, algo que afecta sobre todo a los productos con escaso patrimonio. En fondos individuales, el patrimonio ha pasado de unos 550 millones en julio a unos 450 millones a cierre de 2008.

Lo más leído