Los inmobiliarios puros salvan la crisis


En el último año, las cifras de Inverco reflejan un descenso en la rentabilidad global de los fondos de inversión a un año del 2,38%. Paradójicamente, con el sector inmobiliario herido de muerte, una de las categorías que muestra mejor comportamiento son los fondos inmobiliarios puros, que obtienen una rentabilidad del 4,5% en el último año, según publica hoy Finanzas.com



Según explica a Finanzas.com Paula Mercado, directora de análisis de VDOS Stochastics, se trata de fondos que invierten en alquileres de grandes centros comerciales, oficinas y centros logísticos, por lo que han estado menos expuestos a la crisis. Además, sólo en el último año se han incorporado 200.000 metros cuadrados disponibles para el alquiler de oficinas –contando con las torres de Sacyr, Repsol y Mútua- "una barbaridad", puntualiza Mercado, teniendo en cuenta que, además, son edificios dotados de excelentes infraestructuras y alta tecnología, de gran valor añadido, lo que redunda en el precio de los alquileres.

Para Rafael Alonso, director de expansión del Grupo Inmoseguros, la rentabilidad y el riesgo de estos fondos depende de la realidad del mercado, es decir, de los índices de ocupación, la evolución de los alquileres y el precio de los activos. Por eso, indica, no están tan afectados por factores exógenos como noticias negativas o malos resultados empresariales. Igualmente, puntualiza Alonso, es una inversión protegida contra la inflación, ya que el precio de los alquileres se actualiza con el IPC. No obstante, recuerda Fernando Luque, gestor de Mornigstar, el hecho de que hayan resistido bien la crisis del sector también se explica desde el punto de vista contable, puesto que su valor liquidativo se calcula –por ley- aplicando criterios muy conservadores que contemplan descuentos de rentas futuras. Además, explican a Finanzas.com fuentes del sector, disfrutan de una fiscalidad altamente ventajosa, ya que tributan al 1% y gozan de gran estabilidad, al tener liquidez semestral o anual –es decir, el partícipe puede salirse del fondo cada seis meses- y su valoración de activos está sometida a tasación independiente.

Empresas

Lo más leído