Tags: Negocio |

Los indicadores cambian, la precaución se mantiene


TRIBUNA de Jeff Schulze, analista financiero colegiado (CFA)-Estratega de inversiones en ClearBridge Investments. Comentario patrocinado por Legg Mason Global Asset Management.

Ante el deterioro de dos indicadores y la mejora de uno, la tabla de riesgo de recesión de ClearBridge se mantiene intacta, con un indicador global en amarillo.

El componente de nuevos pedidos del ISM industrial pasa a rojo

El índice de directores de compras (PMI) industriales del Institute for Supply Management (ISM) es una medida de la actividad económica de EE.UU. objeto de un amplio de seguimiento. Esta encuesta es sinónimo del ciclo económico, al pronosticar periodos de aumento y disminución de la actividad económica. El dato general cayó a 49,1 en agosto, por debajo del umbral neutral de 50, lo que significa que el sector industrial nacional se contrajo por primera vez en cuatro años.

Mientras que muchos participantes del mercado se centran en el dato general del ISM, nuestro análisis nos lleva a fijarnos en el subcomponente de nuevos pedidos, que tiende a ir varios meses por delante del ISM. De manera intuitiva, centrarse en las carteras de negocio debería ofrecer una buena lectura por adelantado de la actividad futura, con la salvedad de que este indicador puede generar mayor revuelo si se anulan o aplazan algunos pedidos. Habitualmente, el componente de nuevos pedidos del ISM cae por debajo de 48 antes de una recesión. Este dato cayó descendió a 47,2 en agosto, igualando el nivel más bajo desde la crisis financiera global (gráfico 1) y provocando que el indicador haya pasado de amarillo a rojo.

Legg_mason_graf_1

Los márgenes de beneficios corporativos pasan a amarillo

El segundo indicador de la tabla de riesgo de recesión de ClearBridge que cambió este mes fue la de los márgenes de beneficios corporativos. Mientras que los márgenes de las empresas de gran capitalización y megacapitalización resisten bastante bien, los márgenes de las pequeñas y medianas empresas se ven sometidas a una presión cada vez mayor. Según la encuesta NFIB Small Business, el coste de la mano de obra sigue siendo un obstáculo importante para las empresas pequeñas. En realidad, el 77% de los estadounidenses trabaja para empresas con menos de 500 empleados. Como referencia, las empresas del índice Russell 2000 tienen una media de 3.679 empleados. A nadie sorprende que el pequeño comercio sea el motor de la economía estadounidense.

Como resultado de esta dinámica, los márgenes de beneficios de la NIPA (cuenta de producto y renta nacional), evaluados por la tabla, son un barómetro económico mucho mejor. Esta serie fue objeto de una importante revisión de los datos de varios años durante el verano y ha seguido empeorando más últimamente (gráfico 2). Como el pequeño comercio se ve obligado a reducir el gasto para mantener los márgenes, sus proveedores también tienen que recortar la actividad. Normalmente, las empresas reducen primero las horas antes de despedir a trabajadores, debido a los elevados costes de contratación y despido. La buena noticia es que las solicitudes de desempleo (despidos) en estados con gran peso industrial, como Pensilvania, Ohio y Wisconsin aún no han aumentado. Sin embargo, las horas semanales trabajadas por el empleado medio del sector industrial se han reducido en 0,7 horas durante el pasado año y las horas extras han disminuido 0,5 horas, mientras que los márgenes también podrían verse sometidos a presión por la subida de los aranceles.

Legg_mason_graf_2

La confianza en el mercado laboral mejora y vuelve al verde

A finales de julio, el indicador de confianza en el mercado laboral pasó a amarillo, tras el quinto mayor salto de las respuestas 'cuesta encontrar empleo' de la historia de la encuesta de confianza de consumo de la Conference Board. Aunque el dato general de la confianza del consumidor se desplomó en agosto —el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan cayó de 98,4 a 89,9—, los datos de confianza del consumidor de la Conference Board parecen mucho más sólidos. En concreto, las respuestas 'cuesta encontrar empleo' han disminuido hasta los mínimos del ciclo, mientras que las respuestas 'empleo abundante' registraron su segunda mayor subida de la historia. Aunque el número de empleos creado en los últimos años ha sido revisado recientemente a la baja (algo más de 500.000 trabajos), las vacantes de empleo siguen superando el número de desempleados en más de 1,25 millones, lo que indica la fortaleza del mercado laboral. Y lo que es más importante, nuestro indicador de confianza en el mercado laboral ha vuelto a su tendencia de los últimos meses, lo que indica que la guerra comercial entre EE.UU. y China no ha afectado sustancialmente al mercado laboral.

Conclusiones principales

• Dos indicadores de la tabla de riesgo de recesión de ClearBridge han empeorado: los nuevos pedidos del ISM pasaron de amarillo a rojo tras un dato débil de agosto y márgenes de beneficios corporativos pasaron de verde a amarillo tras las revisiones de la NIPA y la continua debilidad.

• La confianza en el mercado laboral mejoró, de amarillo a verde, ya que las respuestas de 'empleo abundante' registraron su mayor subida desde que se tienen registros, mientras que 'cuesta encontrar empleo' volvió a niveles mínimos de ciclo.

• Ante el deterioro de dos indicadores y la mejora de uno, la tabla de recesión de ClearBridge se mantiene intacta, con un indicador amarillo en general.


Información importante

Todas las inversiones conllevan riesgo, incluida la posible pérdida del capital. El valor de las inversiones y los ingresos que de ellas se derivan pueden incrementarse o disminuir, y los inversores podrían no recuperar los importes invertidos inicialmente; dicho valor podría verse afectado por las variaciones de los tipos de interés, los tipos de cambio, las condiciones generales del mercado, acontecimientos de orden político, social y económico y otros factores variables. La inversión conlleva riesgos, incluyendo, entre otros, posibles retrasos en los pagos y lucro cesante o pérdida de capital. Ni Legg Mason ni ninguna de sus filiales garantiza ninguna tasa de rentabilidad ni la devolución del capital invertido. Los valores de renta variable están sujetos a las fluctuaciones de los precios y la posible pérdida del capital. Los valores de renta fija conllevan riesgos de tipos de interés, de crédito, de inflación y de reinversión, así como la posible pérdida del capital. Cuando los tipos de interés suben, el valor de los títulos de renta variable disminuye. Las inversiones internacionales están sujetas a riesgos especiales, como las fluctuaciones de divisas e incertidumbres de tipo social, económico y político, que podrían incrementar la volatilidad. Estos riesgos son mayores en los mercados emergentes. Las materias primas y las divisas presentan un riesgo más elevado que incluye el riesgo de mercado, político, normativo y de condiciones naturales, y podría no ser adecuado para todos los inversores. La rentabilidad histórica no es indicativa de resultados futuros. Debe tenerse en cuenta que un inversor no puede invertir directamente en un índice. Las rentabilidades de un índice no gestionado no reflejan gastos ni comisiones de venta. Las opiniones y puntos de vista expresados aquí no deben considerarse una previsión o pronóstico de rentabilidad o acontecimientos futuros reales, ni una garantía de resultados futuros ni recomendación ni asesoramiento. Las afirmaciones realizadas en el presente material no pretenden ser recomendaciones de compra o venta de ningún valor. Las afirmaciones a futuro están sujetas a incertidumbres que podrían provocar acontecimientos reales y resultados que difieran significativamente de las expectativas expresadas. Esta información ha sido elaborada a partir de fuentes que se consideran fiables, pero no puede garantizarse la exactitud ni la exhaustividad de la información. La información y las opiniones expresadas por Legg Mason o sus filiales son vigentes a la fecha indicada, pueden variar sin previo aviso y no tienen en cuenta los objetivos de inversión, la situación financiera o las necesidades particulares de inversores específicos. La información incluida en el presente material es propia y confidencial, y únicamente puede ser utilizada por el destinatario previsto. Ni Legg Mason ni sus filiales ni ninguno de los directivos o empleados de Legg Mason asumen responsabilidad alguna de ningún tipo por las pérdidas resultantes del uso del presente material o sus contenidos. Queda prohibida la reproducción, distribución o publicación el presente material sin el consentimiento previo por escrito de Legg Mason. La distribución de este material puede estar restringida en algunas jurisdicciones. Las personas que entren en posesión de este material deben obtener asesoramiento sobre los detalles de dichas restricciones (de haberlas) y cumplir con ellas. El presente material ha sido elaborado por un asesor o entidad afiliados a una entidad que se indica abajo por propiedad o control comunes de Legg Mason, Inc. A no ser que se indique lo contrario, «S» (símbolo del dólar) o «dólares» se refiere a dólares estadounidenses. Este material está destinado exclusivamente para su distribución a aquellos países y destinatarios indicados. Este documento de promoción financiera ha sido publicado por Legg Mason Investments (Ireland) Limited, con domicilio social sito en 6th Floor, Building Three, Number One Ballsbridge, 126 Pembroke Road, Ballsbridge, Dublín 4, D04 EP27. Inscrita en Irlanda con el n.º de sociedades 271887. Autorizada y regulada por el Banco Central de Irlanda.

Profesionales
Empresas