Los hedge funds y la banca: “You’ll never walk alone”


Hace poco más de dos años en octubre del año 2006 pudimos ver la noticia de la aprobación de las tres primeras nuevas gestoras con autorización para gestionar Fondos de Inversión Libre. Se trataba de Optimal, Próxima y Cygnus. La verdad es que nos alegró ser los pioneros del sector en España con tan ilustres compañeros de viaje. La noticia de la semana pasada en el sector de Hedge Funds fue el anuncio por parte del BBVA del abandono de su plataforma de Hedge Funds. Sentimos que un actor tan importante haya tomado esta decisión, pues representaba un importante impulso para el sector, pero su modelo de negocio y sus aspiraciones eran muy diferentes a otros actores del mercado como nosotros, y por eso sus decisiones no deben extrapolarse a los demás.



Quizás sea un buen momento para repasar la historia de las relaciones entre los HF y los bancos. Conviene recordar que una buena parte de los gestores de HF proviene de los bancos, fundamentalmente de sus áreas de tesorería y análisis, aunque también de la banca de inversión (como es nuestro caso). Y muchas de las formas de gestionar de los HF son utilizadas para las carteras propias de los bancos. Por lo tanto podríamos decir que los HF son un producto de la banca y que lo que se puede estar cuestionando es la oportunidad de mercado, más que la forma de gestionar.



El siguiente tema de interés sería la involucración de los bancos en la industria de la gestión de activos, que supuso la adquisición por parte de los bancos de numerosas compañías de asset management, donde se desarrollaron los fondos de inversión. Era natural que la banca se interesara por los HF, pues al fin y al cabo son parte de la industria de la gestión de activos. Otra cosa es que gestionar este negocio haya resultado más difícil por las características de los gestores y las limitaciones a su escalabilidad. Este negocio resulta muy interesante cuando crece de forma sustancial y alcanza tamaños considerables. Mientras ello no es así, resulta un negocio intensivo en trabajo y capital. El entorno no ha resultado propicio para alcanzar esos tamaños, por lo que no puede sorprender que los bancos se cuestionen su interés cuando tienen que dedicarle muchos recursos en una coyuntura de capital escaso.



Por otro lado, los HF necesitan los servicios de los bancos, siendo clientes potencialmente muy rentables de las divisiones de brokerage, derivados y crédito. Sin embargo dada la escasez del crédito, y la disparidad de resultados de los HF, la banca ha optado por discriminar entre gestores, quedándose con aquellos que consideran más solventes, y en todo caso limitando las condiciones de apalancamiento que están dispuestos a tolerar. Ello está contribuyendo a depurar la industria de los HF.



Por último se plantea la cuestión de la utilización de las redes de distribución de los bancos para la venta de HF y Fondos de Fondos. Básicamente los bancos cuentan de forma genérica con tres redes: la minorista, la banca privada y la institucional. Las dos primeras son las que resultan más expuestas al riesgo reputacional, y donde el impacto de los resultados y los casos de fraude causan las reacciones más radicales. Quizás en nuestro país el impacto ha sido todavía mayor dada la corta experiencia en este tipo de inversiones y ha alcanzado también a los inversores institucionales. No parece fácil escalar este negocio en este momento.



A nivel internacional existe una red especializada de prime brokers en las divisiones de banca de inversión de algunos de los grandes bancos internacionales como Morgan Stanley, Deutsche Bank, JP Morgan, Goldman Sachs y otros, que también ha sufrido un proceso de consolidación y que se ha vuelto más exigente a la hora de seleccionar sus clientes, pero que sigue operando de forma muy eficaz. Aunque el volumen de activos de los HF se ha reducido de tamaño, también la competencia se ha reducido. Se está produciendo una gran rotación en las carteras, lo cual crea oportunidades para aquellos que están atravesando con resultados positivos la crisis. Muchos inversores continúan manteniendo su interés en estrategias que no dependen de que los mercados suban para obtener retornos, como es nuestro caso. De hecho continuamos asistiendo al lanzamiento de nuevos HF y creemos que dentro de este mismo año podemos ver que el volumen de activos de los HF vuelve a crecer..



En cualquier caso los HF han supuesto un avance para la industria de la gestión de activos y son una contribución muy positiva para las carteras de inversión. Como en cualquier sector, existen competidores mejores y peores, y por lo tanto de forma natural los mercados llevan a cabo un proceso de selección, que es especialmente agudo en los momentos de crisis, que es cuando se ven más claramente las diferencias. Pero los bancos seguirán interesados en este sector, aunque se produzcan modificaciones en sus estrategias y en los términos en que van a operar con los HF. “You’ll never walk alone”.



José María Amusategui, Socio Fundador y Presidente de Cygnus Asset Management
 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído