Los hedge funds recuperan protagonismo como inversores de renta fija en EEUU


Los hedge funds están recuperando rápidamente parte del protagonismo perdido durante la crisis crediticia como inversores en el mercado de renta fija estadounidense, según muestra un estudio de Greenwich Associates publicado por Asset Adviser que indica que los volúmenes de negociación de deuda por parte de los fondos de inversión libre han crecido el 36% en lo que va de año, como consecuencia de las mayores demandas de liquidez por parte de los inversores.

El estudio muestra que, mientras el volumen de negociación en el mercado de renta fija estadounidense ha bajado en 2010, el de los fondos alternativos dentro de este activo se ha disparado el 36% desde 2009. Un crecimiento que manifiesta que, aunque la industria está aún lejos de recuperar el dominio que tenía en 2006 y 2007, permanece como jugador a tener en cuenta en los mercados de deuda de EEUU.

En su mejor momento antes de la crisis, los hedge funds generaban el 29% del volumen que se negociaba en todo el mercado de renta fija de EEUU. El año pasado, ese porcentaje declinó hasta el 12%. Y este año, se ha recuperado: los fondos de inversión libre generan ya el 19% del volumen negociado en el mercado de deuda del país.

Cambio de estrategia

La razón es que en los últimos 12 meses los hedge funds han centrado su atención en productos más líquidos, según el consultor de Greenwich Associates Tim Sangston. “Este cambio refleja tanto una variación en las estrategias de inversión como el impacto de las demandas de liquidez por parte de las instituciones que cuentan con una cuota creciente de capital en hedge funds”, añade.

El ejemplo más obvio de este cambio fueron los bonos del Tesoro de EEUU, cuyo volumen de negocio subió el 73% de 2009 a 2010. El año pasado, los hedge funds generaban sólo el 3% del mismo y este año el 20%. En crédito con grado de inversión, el porcentaje de volumen de negociación copado por los hedge funds subió del 16% al 26%, y en high yield supone ya el 46%, incluyendo el 37% en bonos de muy corto plazo y el 63% en CDS y productos indexados.

Además, los hedge mantienen una fuerte presencia en productos de renta fija que han caído en desgracia entre los inversores como resultado de su pobre rentabilidad histórica y su papel en la crisis financiera, como el crédito estructurado, donde cuentan con dos tercios del volumen de negociación. También en productos menos líquidos, como el 90% de la deuda distressed, más de la mitad del volumen en créditos apalancados y más de cuarto del de deuda de mercados emergentes.

Lo más leído