Los hedge funds entran en pérdidas anuales


Si septiembre fue un mal mes para la industria de los hedge funds, octubre no ha hecho más que cargar las tintas al registrar el índice HFRX Global Hedge Fund pérdidas del 1,32%, yéndose a terreno negativo en el año. Desde FRM, filial de Man, puntualizan que pese a las pérdidas de mediados de mes, los activos de riesgo mundiales lo terminaron en niveles muy superiores. La cuestión es que, dada la dependencia de patrones establecidos de la rentabilidad de los hedge funds, estos no lograron mantener el ritmo en un mes con forma de V. A esto se debe añadir que varios acontecimientos idiosincrásicos provocaron unas pérdidas considerables a algunos gestores.

Estrategias event- driven

Los expertos de FRM comienzan su repaso a las estrategias hedge más destacadas por las carteras event-driven, que perdieron dinero en octubre. Explican que “la combinación de beta y ampliación general de los diferenciales en las dos primera semanas del mes dejó paso a una serie de fracasos de operaciones de perfil alto a finales de mes”. Con esta evolución, el conjunto de la estrategia está en rentabilidad negativa en lo que va de año, ya que el índice HFRX Event Driven pierde un -3,61%.

Desde la firma constatan que “toda la industria de hedge funds ha dado un bandazo hacia la estrategia durante este año, en parte impulsado por el incremento de la actividad de operaciones, pero parece que la intervención política está teniendo un impacto mayor de lo que muchos, o siquiera alguno, anticipaban”. El principal movimiento para la mayoría de los gestores de este espacio fue el fracaso de la operación Shire/AbbVie, influido por las presiones de la administración Obama. El otro factor que creen que está afectando a la rentabilidad es el nivel de las operaciones abandonadas o finalizadas; según datos de Bloomberg, el 18% de la actividad de operaciones de este año ha finalizado o se ha abandonado, lo que representa el porcentaje más alto desde 2008.

Estrategias de crédito

La rentabilidad total del mercado de crédito high yield de EE.UU. Ésta fue positiva en octubre, con diferenciales relativamente estables y un pequeño repunte de los bonos del Tesoro. Sin embargo, varias historias idiosincrásicas complicadas, la divergencia de calidad entre las carteras larga y corta y las normas generales de gestión de riesgos provocaron un octubre negativo para los hedge funds de crédito. La historia más importante estuvo influida por la política: los accionistas de Fannie Mae y Freddie Mac perdieron el litigio de reclamación de beneficios a los gigantes de la financiación de viviendas. Aunque no era la posición más común en la industria, sin duda fue dolorosa para los gestores involucrados, ya que la participación preferente subordinada perdió un 50% el 1 de octubre.

Más en general, el sesgo de calidad entre las carteras larga y corta, con posiciones largas en high yield y cortas en grado de inversión, actuó en contra de los gestores. La subestrategia de Crédito Estructurado fue la más rentable. Desde FRM recuerdan que, en meses con correcciones bruscas como octubre, los inversores tienden a vender sus posiciones en high yield más líquidas antes que sus posiciones en crédito estructurado, y la estrategia se mantiene indemne.

Estrategias de renta variable

Los gestores de renta variable long/short de Europa registraron ligeras pérdidas en el mes, después de haber sufrido una corrección y posterior recuperación agresivas. “En concreto, la velocidad de la recuperación fue más rápida de lo que anticipaban los gestores, y la rentabilidad se resintió cuando se vieron obligados a reducir el riesgo”, puntualizan desde la firma. Entre los factores positivos destacan la temporada de publicación de resultados, en línea con las anteriores, que hizo que los valores que batieron las previsiones repuntaran y los que las incumplieron retrocediesen. Servicios petrolíferos y distribución alimentaria del Reino Unido, los dos temas de la cartera corta de septiembre, también siguieron funcionando bien.

“Está claro que, pese a los datos económicos recientes más estables, los inversores aún sienten aversión por Europa”, indican los expertos de FRM, que observan que no sólo los datos de flujos long/only han sido muy débiles, sino que en octubre se registró la peor semana de la historia para los flujos de fondos de renta variable europea.

Estrategias de arbitraje estadístico y de convertibles

Los gestores de arbitraje estadístico también registraron pequeñas pérdidas en octubre. EE.UU. mostró debilidad y la mayoría de las estrategias cuantitativas clásicas perdió dinero. Asia fue la región que mejor se comportó, y muchos factores generaron una pequeña rentabilidad positiva. La mayoría de los gestores del espacio sufrieron pequeñas pérdidas, pero las de unos pocos fueron mayores, teniendo como causa generalizada las apuestas sectoriales, especialmente en energía.

Desde la filial de Man constatan que la rentabilidad de la estrategia de arbitraje de convertibles sigue deprimida (la mayoría de gestores puros de arbitraje de volatilidad sufrieron pérdidas el mes pasado) y señalan que el mercado está muy impulsado por factores técnicos, con otro gran flujo de salidas de fondos long-only en octubre. “Cada vez se comenta más que los bonos vuelven a parecer baratos en algunas regiones. El problema es que, si bien el mercado sigue siendo muy técnico, la situación podría mantenerse durante algún tiempo antes de que se produzca una corrección”, reflexionan al respecto.

Estrategias de valor relativo

También perdieron dinero los gestores de valor relativo de Asia, en la operación del diferencial AH, que se amplió a lo largo del mes. Según FRM, las posiciones más comunes sufrieron una ampliación cercana al 5% en el peor momento del mes, antes de repuntar al final del mismo. “Existen indicios de que la venta estuvo impulsada por los participantes domésticos, por lo que, si bien los gestores comentaron que les habría gustado ampliar sus posiciones, no parece que hubiera mucha más capacidad disponible en el programa QFII (inversores institucionales extranjeros cualificados)”, comentan al respecto.

Estrategias de futuros gestionados

La rentabilidad de los gestores de futuros gestionados fue desigual, pero en términos generales su contribución fue ligeramente positiva. La renta fija fue la clase de activo más sólida para los gestores, ya que las exposiciones largas generaron rentabilidades positivas en todas las regiones. La atribución a renta variable fue desigual, pero el hecho de que muchos redujeran su exposición tras las grandes pérdidas de mediados de mes generó una contribución total negativa. Las exposiciones a divisas y materias primas generaron resultados dispares.

En cambio, las rentabilidades de los gestores macro discrecionales se situaron en octubre dentro un rango amplio, debido a que algunos temas populares plantearon dificultades a los gestores: “Muchos siguen opinando que el crecimiento de EE.UU. comenzará a ejercer una presión alcista sobre la curva de tipos y el repunte del mes contribuyó negativamente”, se indica a este respecto. Aunque la posición larga en el dólar sigue siendo una posición de consenso, su contribución en octubre fue pequeña al frenarse la tendencia reciente, y la evolución del precio fue irregular.

Hasta finales de mes, la apuesta por la reflación japonesa no tuvo ningún impacto; sin embargo, el movimiento por sorpresa del Banco de Japón al cierre del mes generó una elevada rentabilidad para los que mantenían la posición. Los gestores de mercados emergentes registraron pequeñas rentabilidades positivas, pero también con una gran dispersión entre ellos. Brasil centró la actualidad: la reelección por un estrechísimo margen de Dilma Rousseff fue negativa para los mercados, pero la subida de tipos por sorpresa provocó un repunte a finales de mes. Los gestores más rentables fueron aquellos con posiciones largas en el renminbi.

Estrategias de materias primas

Finalmente, los gestores de materias primas volvieron a perder dinero en octubre. La subestrategia que más ha destacado en los últimos meses, la de posiciones cortas en materias primas agrícolas, se revirtió en octubre y los gestores agrícolas perdieron dinero cuando se invirtieron las tendencias en Soja, Maíz y Trigo, y los precios al contado registraron subidas de dos dígitos.

Noticias relacionadas

Lo más leído