Los hedge funds en la situación actual del mercado


Los inversores en España, como los de todo el mundo, se muestran comprensivamente muy preocupados por los efectos de las turbulencias sin precedentes de los mercados financieros sobre sus inversiones. Mientras buscan refugios para sus activos, se preguntan, con cierta inquietud, qué nos deparará el futuro.

Ahora bien, predecir la evolución futura en el mundo financiero es difícil, incluso en los mejores momentos. En la actualidad, el nivel de incertidumbre y los enormes cambios en el panorama financiero son tales que algunos expertos recurren a la proverbial bola de cristal.

Si bien Man Investments no tiene intención de recurrir a métodos adivinatorios, sí podemos estar seguros de que el momento es verdaderamente difícil para el sector de las inversiones alternativas, que incluye a los hedge funds, al igual que para todas las clases de inversiones y especialmente las acciones.

Es cierto que la rentabilidad de la mayoría de los hedge funds ha sufrido durante este año. Sin embargo, hay dos buenas noticias:

• En general, el comportamiento de los hedge funds ha sido mucho mejor que el de la renta variable

• Los hedge funds más sólidos y consolidados están bien situados para beneficiarse de un conjunto de oportunidades prometedoras que surgen del caos financiero.

Tras la crisis de confianza de los mercados financieros y la evaporación de la fe en los bancos de las últimas semanas, los inversores están ávidos de información en torno al impacto sobre los hedge funds en esta situación extraordinaria del mercado.

Últimamente hemos sido testigos de turbulencias insólitas en los mercados y unas sacudidas significativas en el sistema financiero mundial, con el resultado de una volatilidad extrema de los precios de los activos y la quiebra de importantes firmas de servicios financieros, tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos.

Aunque los gobiernos de estos países y de Europa han aprobado rescates y paquetes de respaldo financiero masivo para los bancos, la confianza, hasta ahora, se ha mostrado esquiva. Por otra parte, las economías del mundo están notando el efecto de la contracción del crédito y la recesión global no puede descartarse. En este contexto, la evolución de las inversiones de todo el sector ha sido, en el mejor de los casos, problemática.

El impacto de la situación del mercado sobre los hedge funds

Hasta mediados de año, la evolución de los hedge funds fue relativamente positiva y, en gran medida, consiguieron conservar el capital de los inversores. La mayoría de los hedge funds había previsto un entorno difícil y los gestores mantenían un posicionamiento prudente. Sin embargo, la gravedad de los acontecimientos que se desarrollaron en el tercer trimestre, y especialmente en septiembre, sorprendió a casi todos. Un problema importante para los hedge funds fue la desaparición de la liquidez en los mercados de crédito.

Por ejemplo, el mercado de bonos convertibles dio señales de graves dislocaciones debido a las liquidaciones forzosas de bancos de inversión y otros hedge funds. Además, las restricciones a las operaciones en descubierto impuestas por muchos países al sector financiero, fueron un problema ya que los arbitrajistas de bonos convertibles tuvieron que cerrar posiciones con pérdidas.

En los últimos 12 meses, los gestores de carteras long/short de renta variable han reducido sustancialmente su sesgo de posiciones largas pero, no obstante, han sufrido debido principalmente a una severa corrección de los valores con un tema común, como materias primas, minería, energía o infraestructuras.

Los fondos event driven (arbitraje de fusiones, valores de compañías con problemas y situaciones especiales) también se vieron afectados por la ampliación de los diferenciales de las fusiones y el fracaso de algunas operaciones. Los gestores de títulos distressed (compañías con problemas) tuvieron que depreciar sus posiciones a causa del rápido deterioro de los mercados de crédito. Además, los fondos especializados en materias primas, recursos naturales y mercados emergentes sufrieron pérdidas por la salida de dinero de esos activos al descontarse una desaceleración masiva en estos mercados. El único segmento que se mantiene en positivo desde principios de año es el de managed futures (futuros gestionados).

Evolución y posicionamiento de los hedge funds

Para los inversores españoles este periodo es especialmente difícil. Muchos hedge funds se han enfrentado proactivamente a los problemas y han mitigado el impacto sobre los clientes en la medida de lo posible. En lo que se refiere a mi firma, a lo largo de la crisis del crédito Man ha adoptado una posición conservadora, sobreponderando las estrategias líquidas que han demostrado no estar correlacionadas incluso en momentos de crisis.

Un ejemplo de esto: AHL, una de las gestoras centrales de Man Investments especializada en la gestión de futuros y una de las mayores del mundo, ha obtenido una rentabilidad positiva en este año natural al beneficiarse de las tendencias en divisas, energías, acciones, bonos y productos agrícolas (La rentabilidad en el año hasta el 30 de septiembre de 2008 de Man AHL Diversified plc fue del 17,3%).

Oportunidades y perspectivas

Actualmente se presentan muchas oportunidades para aquellos fondos que puedan mantener o incluso aumentar su toma de riesgos cuando amaine el temporal. Las mejores gestoras de inversiones conseguirán adaptarse a las nuevas circunstancias. Aunque será más difícil y más caro conseguir apalancamiento, incluso en términos no apalancados, las oportunidades de generar rentabilidad serán muy atractivas. En general, los hedge funds no necesitan un mercado alcista de la renta variable para recuperarse. Lo que necesitan es una normalización de los mercados interbancarios y de crédito y un regreso de los tomadores de riesgos. Muchos gestores veteranos consideran que el entorno actual ofrece las mejores oportunidades de la última década como mínimo. Hace 10 años, la quiebra del principal hedge fund estadounidense, Long Term Capital Management, y la crisis de la deuda rusa perjudicaron a muchos hedge funds. Sin embargo, el año siguiente, 1999, fue excepcionalmente positivo para el sector.

En línea con la situación actual del mercado, las preferencias por la liquidez y las pautas de comportamiento, podemos esperar que las estrategias líquidas, como global macro y managed futures, se verán en general favorecidas por el mercado. Es probable que la renta fija y los mercados de divisas ofrezcan algunas oportunidades interesantes gracias a los próximos recortes de tipos de interés en Europa, Asia y otros mercados emergentes. En algún momento, dependiendo de la recuperación real y eventual de los mercados, así como de la mejora de la confianza y el sentimiento, las estrategias más ilíquidas deberían beneficiarse, además de ofrecer nuevas oportunidades adicionales en las que el elemento clave será elegir bien el momento de las decisiones de inversión y las asignaciones.

En las próximas semanas y meses, los gestores de hedge funds revisarán y evaluarán sus decisiones de asignación de activos para identificar los estilos y estrategias capaces de sacar partido de las oportunidades que surjan en los diversos escenarios posibles de la economía, los mercados y la recuperación.

Lo más leído