Los hedge funds cortan en mayo una racha de dos meses consecutivos de números rojos


Mayo ha sido el primer mes positivo desde febrero para el sector de hedge funds. El índice HFRX Global Hedge Fund cerró el mes con una subida de 45 puntos básicos. A pesar de ello, los expertos de FRM, filial de Man, consideran que el contexto sigue siendo difícil para algunas estrategias, y se están poniendo en cuestión antiguas hipótesis sobre el funcionamiento de las estrategias de hedge funds.

La estrategia de Futuros Gestionados fue la más rentable en mayo. Las exposiciones largas a diversos activos generaron beneficios. Teniendo en cuenta los buenos resultados de la segunda quincena de abril, la estrategia ha tenido un recorrido muy positivo durante seis semanas, y muestra una rentabilidad positiva en lo que va de año. Las posiciones largas en renta fija realizaron la principal contribución, según los datos de FRM. La exposición larga a renta variable también fue positiva, mientras que otras clases de activos generaron rentabilidades planas.

“En cierto modo, las condiciones actuales son perfectas para la estrategia. Los programas están diseñados para mantener su exposición en mercados que muchos considerarían sobrevalorados. Como los tipos de los bonos han caído en los últimos cinco meses, y los mercados de renta variable han seguido marcando nuevos máximos en medio del escepticismo general de los inversores, los Futuros Gestionados han mantenido sus exposiciones largas y generado buenas rentabilidades. El hecho es que gran parte de los inversores en esta estrategia invierte para obtener el beneficio (erróneamente) asumido de la diversificación. Sin embargo, durante gran parte de los últimos 18 meses, las exposiciones se han alineado con las carteras tradicionales, proporcionando poca, si alguna, protección en caso de una posible corrección a la baja”, explican.

Estrategias de Mercados Emergentes

Los gestores de Mercados Emergentes también obtuvieron rentabilidades elevadas en mayo. Los tipos más bajos de los mercados desarrollados a lo largo del mes desencadenaron una gran búsqueda de rendimientos que generó subidas de precios de la renta variable y los bonos de mercados emergentes. Dada la rentabilidad al cierre de 2013 y en el primer mes de 2014, es probable que los mercados emergentes hayan estado infraponderados en las carteras de muchos inversores, y los flujos experimentaron un repunte al final del mes. “El principal motor de la rentabilidad de los gestores fue la exposición larga a renta fija, que produjo unos beneficios elevados. La deuda de la periferia europea volvió a realizar una importante contribución. Como siempre ocurre en los emergentes, hubo sucesos geopolíticos positivos y negativos”.

Estrategias global Macro

Los gestores Macro discrecionales generaron un pequeño beneficio en mayo. Las posiciones largas en renta variable fueron rentables en la última semana del mes y, por primera vez en meses, la estrategia de la reactivación japonesa empezó a funcionar para los gestores. En ambos casos, se trata de temas estructurales básicos de los que actualmente depende la rentabilidad de la estrategia. “Algunos gestores sostienen que el contexto actual de baja volatilidad, que es consecuencia de una política monetaria extraordinariamente uniforme, dificulta el descubrimiento de ideas de trading rentables. En consecuencia, varios gestores Macro han aumentado su exposición a áreas tradicionalmente clasificadas como Mercados Emergentes, donde consideran que existe un mayor potencial de rentabilidad. Sin embargo, es una clasificación sin límites claros; China es más grande que Alemania, Francia e Italia juntas, y tiene mucho más en común con los grandes países desarrollados que con las economías verdaderamente emergentes”, afirman desde FRM.

Estrategias Global Macro

Las rentabilidades de los gestores de Materias Primas fueron dispares según las distintas subestrategias. La mayor rentabilidad correspondió a la negociación de energía. Los gestores siguen generando rentabilidades en posiciones largas con vencimientos lejanos que, en un entorno estable, se benefician del backwardation. Los especialistas agrícolas tuvieron otro mes de rentabilidades negativas en un año que, por el momento, está siendo difícil. El conjunto de oportunidades de la estrategia es estacional. “El informe del USDA de finales de junio marcará el momento en que el mercado comience a mostrar cierta volatilidad al acercarse la temporada de la cosecha en el hemisferio norte”. Los gestores de metales tuvieron un mes más positivo en mayo debido a que el precio del cobre comenzó a reflejar datos microeconómicos más constructivos en lugar de estar dominado por el temor a la desaceleración del crecimiento chino.

Estrategias Event Driven

Los gestores Event Driven tuvieron un mes de mayo negativo pese al gran número de operaciones. Algunos spreads de grandes operaciones se quebraron (la operación Astra-Zeneca/Pfizer no se rompió oficialmente, pero tuvo el mismo efecto) o ampliaron. “Este efecto tal vez se agudizó en cierta medida a causa del flujo de dinero caliente que entró en el sector, ya que los spreads de varias operaciones se ampliaron tras sucesos bastante insignificantes. Algunas pérdidas cristalizaron (tras la ruptura de operaciones), pero los gestores confían en la reversión de los descuentos más amplios de los spreads. Muchos de los gestores que más valoramos han aumentado sus posiciones aprovechando la debilidad”, indican los expertos de FRM.

Según señalan desde la firma, el mayor volumen y la mayor complejidad de las operaciones deben ser positivos para la estrategia en el futuro. “Es interesante señalar que los gestores Event Driven multiestrategia están aumentando el porcentaje de riesgo que asignan al arbitraje de fusiones puro. Un cínico podría argumentar que el aumento del capital asignado erosionaría la rentabilidad por dólar invertido pero, a nuestro juicio, el proceso no es perfectamente eficiente. Aunque aún es pronto para afirmarlo con convicción, consideramos que la estrategia generará rentabilidades elevadas en el futuro cercano”.

Estrategias Long-Short

Para los gestores de Renta variable Long-Short de EE.UU. y Europa, mayo fue más fácil tras dos meses de grandes pérdidas. El hecho de que el S&P 500 cerrara el mes con una subida del 2,1% ayudó a los gestores estadounidenses y, en términos agregados, parece que lo cerraron con una pequeña rentabilidad positiva. “Si bien la fuerte rotación desde títulos growth a value parece haber decaído, no es fácil afirmar con convicción que las dificultades de los gestores han terminado, dado que aún no hemos llegado a una explicación concluyente del detonante de dicha rotación. Las posiciones cortas en el Russell 2000 se mantienen en niveles extraordinariamente elevados, ya que los gestores intentaron mantener los títulos en los que más confianza tienen durante la rotación. A principios de este año pensamos que las rentabilidades de las carteras de posiciones cortas de los gestores serían mayores tras un repunte sustancial, y que la dispersión sería elevada y permitiría que los seleccionadores de valores generaran excedentes de rentabilidad”. De hecho, desde la firma señalan que la dispersión ha sido alta y la volatilidad de valores individuales ha aumentado pero, por el momento, no ha producido rentabilidades positivas para los gestores.

En Europa, el contexto ha sido más complicado. En los días 15 y 16 del mes se produjo otro brote de desapalancamiento. Los índices de pequeña y mediana capitalización, donde los hedge funds europeos suelen tener mayor exposición, sufrieron un fuerte sell-off. Como media, los gestores cerraron el mes con una pequeña pérdida.

Estrategias de crédito

En mayo, las rentabilidades de los gestores de crédito fueron planas, con muy pocos valores extremos positivos o negativos. El mercado se mostró más firme pero, en gran parte, la causa fue el fuerte repunte de los bonos del Tesoro de EE.UU. a 5 años. Los diferenciales del crédito se ampliaron marginalmente. Los mercados más dominados por el sector minorista, como los bonos municipales, fueron los más rentables, pues su comportamiento suele ser más sensible a los tipos de interés.

“En general, no somos optimistas respecto al crédito high yield. Las nuevas emisiones siguen teniendo un exceso de suscripciones y sus precios reflejan unos spreads muy estrechos. El mercado continúa negociando a spreads más ajustados pese al empeoramiento de la calidad fundamental del crédito. Además, el mercado de M&A se ha recuperado claramente este año, lo que, en general, se considera negativo para el crédito. En contraste, el contexto monetario excepcionalmente expansivo sobre el que escribimos más arriba está manteniendo la tasa de impago en un nivel artificialmente bajo. No vemos un catalizador inmediato que provoque tensión en los mercados de crédito, pero nunca se ve...”, concluyen.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído