Los hedge funds acumulan 1.370 millones de euros en posiciones bajistas sobre acciones españolas


Hasta 34 compañías cotizadas en la bolsa española tienen en su accionariado posiciones cortas de distintos inversores, principalmente, de hedge funds, según datos de la CNMV que hoy recoge Cotizalia. El volumen de las posiciones cortas sobre las empresas españolas tienen un valor de 1.370 millones de euros al cierre de la sesión del lunes, según los datos recopilados por este diario.

La compañía de defensa y sistemas de información Indra tiene un 4% de su capital (83 millones de euros) en posición corta. Adelphi Capital y Morton Holdings son los dos hedge funds que construyen la mayor parte de este presencia, con un 2,7% entre ambos.

Junto a Indra otras cuatro acciones tienen en este momento un alto volumen de posiciones bajistas. Se trata de Bolsas y Mercados Españoles (BME), con un 4,3% en manos, principalmente, de Conatue, Conatus y, de nuevo, Morton. Banco Sabadell y Banco Popular, con un 3,95% y 3,3% del capital, son las otras dos apuestas favoritas entre los inversores que apuestan a la baja en la bolsa española.

Se mantiene también en este grupo Abengoa, que cuenta con el 3,92%. El grupo de alimentación SOS cuenta con otro 2,15% del capital entre los bajistas. Entre las posiciones comunicadas a la CNMV, por encima del 0,5% se sitúan Zeltia (0,818%), Tubacex (0,700%), REE (0,670%) y Vocento (0,520%), mientras que debajo de este umbral se colocan Ferrovial (0,432%), Ezentis (0,299%), Amadeus (0,292%), Ebro Foods (0,289%), Mapfre y Banco Pastor (0,270%), Inditex (0,264%), Zardoya Otis (0,260%), Natra (0,240%), Gas Natural (0,201%), Técnicas Reunidas (0,202%) y OHL (0,200%).

Desde el pasado 10 de junio, las empresas tienen obligación de comunicar todas las posiciones cortas sobre acciones o cuotas participativas para adaptarse al régimen de comunicación sobre posiciones cortas dispuesto por el Comité Europeo de Supervisores de Valores (CESR). Para ello, se establece un sistema de comunicación y publicación de dos umbrales, uno para posiciones cortas iguales o superiores al 0,2% del capital social del emisor, con comunicación al supervisor y sin publicación individual al mercado, y el otro para posiciones cortas que alcancen o superen el 0,5% del capital social del emisor para comunicación al supervisor y publicación para conocimiento del mercado.

Las compañías deben comunicar al supervisor, aunque no será objeto de publicación todos los cambios que supongan alcanzar una fracción del 0,1% del capital social del emisor (0,2% 0,3% y 0,4%) tanto al alza como a la baja. Por el contrario, deben comunicarse y se publicarán para conocimiento del mercado aquellos cambios que supongan un aumento o disminución de una fracción del 0,1% del capital social del emisor en las posiciones iguales o superiores al 0,5% del capital social.

Lo más leído