Los hedge emergentes capean el temporal de deuda


Los hedge funds de mercados emergentes ganan en los cuatro primeros meses del año el 4,7%, lo que sugiere que muchos gestores han conseguido capear el temporal desatado por la crisis de deuda soberana en la Unión Europa, además de sortear contratiempos como una fuerte volatilidad en el mercado de divisas, materias primas y los mercados de renta variable subyacentes que podría seguir acelerándose en el segundo trimestre del año, según los datos de Hedge Fund Research recogidos por Hedgeweek.

“Pese a la crisis de la UE, los hedge funds de mercados emergentes han mostrado una sofisticación estratégica y una fuerte resistencia”, afirma Kenneth Heinz, presidente de Hedge Fund Research. “Estas cualidades se solidificarán e impulsarán la aparición de nuevos productos de inversión alternativa posicionados en los mercados emergentes para los inversores globales”, apostilla.

Rotación geográfica

Con todo, los inversores, conscientes del riesgo, reposicionaron su capital en el primer trimestre del año llevando a cabo una rotación geográfica, retirando capital en los países en desarrollo de Asia y Europa del Este (1.000 millones de dólares) a la vez que añadiendo exposición a Latinoamérica y mercados multi-emergentes (con suscripciones de 500 millones de dólares) hasta incrementar el capital invertido en estos mercados a 98.000 millones de dólares.

La rentabilidad del primer trimestre resultó en un incremento de los activos bajo gestión de 5.300 millones de dólares, que cubrieron con facilidad unos reembolsos netos de 560 millones de dólares, en el sexto trimestre de los últimos siete con retiradas de capital de los hedge funds emergentes.

Efectiva protección con CDS

Los gestores hedge utilizaron una amplia variedad de herramientas para generar ganancias a través de los cuatro primeros meses del año, incluyendo no sólo el ajuste de exposición táctica sino también el uso efectivo de protección que ofrecen los CDS y varias técnicas de cobertura de divisas. De hecho, mientras la debilidad soberana se ha concentrado en los países de la UE, muchos gestores emergentes empezaron a lidiar con la escalada del riesgo de la deuda pública soberana emergente hace seis meses, cuando el riesgo estaba concentrado en Oriente medio, usando protección con CDS para aislar sus portfolios de esas pérdidas y producir ganancias incluso en caso de incremento del riesgo.

Así, el Índice HFRX Mena registró una ganancia del 7,9% en el primer trimestre, incluyendo la subida histórica del 9,3% en marzo, desde su lanzamiento en 2005. Por su parte, desde la devaluación del rublo y la reestructuración de deuda rusa en 1998, la inversión en fondos de país ha ganado un 23,5% en términos anualizados, la mejor rentabilidad para la industria alternativa, pues pese a que la volatilidad supera el 22% al año, el capital invertido en Rusia y mercados de Europa del Este representa el 35% de todos los hedge funds de mercados emergentes.

El incremento de flujos hacia Latinoamérica sugiere que los inversores creen que la zona no ser verá contagiada por la crisis de crédito. El 8% de los fondos emergentes están localizados en la región, la cuarta por número de activos después de EEUU, Reino Unido y China.

Lo más leído