Los grandes temas a tener en cuenta a la hora de invertir


Los últimos años han puesto a prueba la capacidad de los inversores para mantener una visión de conjunto, dada la multitud de retos planteados por la crisis financiera global. Las recaídas en recesión, los problemas persistentes de deuda soberana en la eurozona y Estados Unidos, el malestar social en Oriente Medio y el encarecimiento de la energía son algunos ejemplos. En este sentido, el equipo de inversión de Newton opina que las políticas instauradas por las autoridades han distorsionado el funcionamiento de las economías y de los mercados financieros. En este sentido, la liquidez introducida por políticas monetarias altamente acomodaticias parece haber tenido un amplio abanico de efectos.

Según explica la boutique de BNY Mellon en la Newsletter que la entidad distribuye entre sus clientes, la flexibilización monetaria introducida por las autoridades monetarias se habría filtrado en los mercados de activos y de materias primas, sería la responsable de las subidas de precios en áreas como energía o alimentación, y habría dejado a numerosas economías occidentales todavía sujetas a sistemas financieros excesivamente estimulados y concentrados. “Todo apunta a que muchos de estos retos van a persistir, a medida que el mundo se ajusta al desapalancamiento en muchas de las economías líderes”, asegura la entidad.

Históricamente, las recesiones basadas en un crecimiento excesivo del crédito y en subsiguientes crisis bancarias han desembocado –en el mejor de los casos– en periodos de crecimiento económico apagado. “En tal entorno, el equipo de Newton considera que mantener la perspectiva es de crucial importancia para invertir con éxito a largo plazo si bien, paradójicamente, lograrlo podría resultar más difícil. Cuando reina la incertidumbre a corto, la volatilidad en el ánimo de los inversores y en los precios de los activos genera grandes interferencias en los mercados financieros”, aseguran. Los temas detectados por la boutique les ayudan a concentrarse en lo importante a la vez que filtrar las interferencias. Pero, ¿cuáles serían estos temas?

Los grandes temas de Newton

En primer lugar, Newton anticipa un periodo prolongado de crecimiento relativamente bajo y más volátil en muchas economías, a medida que la deuda se reduce hasta niveles más manejables. Dada la envergadura del endeudamiento acumulado –tanto público como privado–, el equipo considera que la forma en que se reduzca la carga de deuda y el efecto de las medidas de compensación tomadas por las autoridades serán de crucial importancia para todos los aspectos del panorama inversor. El tema ‘Cambio integral’ va acompañado de ‘Más gobierno’, que refleja el mayor papel que juegan los estados en las economías y en los mercados financieros de todo el mundo.

El equipo cree que la crisis se ha vendido erróneamente como un fracaso del mercado, y la idea de que el logro de niveles sostenibles de crecimiento requiere mayores niveles de intervención económica, regulación y manipulación del mercado goza de una gran aceptación. Según los gestores, el resultado es una combinación potencialmente volátil e impredecible de distorsiones en las señales de precios y en las cotizaciones de los activos financieros, así como la posibilidad de una valoración claramente anómala del riesgo y una mala asignación del capital. En este entorno de evaluación esporádicamente errónea del riesgo, no obstante, los miembros del equipo continúan identificando oportunidades de inversión atractivas, tal como refleja en parte el tema ‘Valores rezagados de gran capitalización’, que identifica oportunidades entre las empresas de gran tamaño con balances financieros robustos.

Con el aumento significativo del riesgo

Newton prevé que el entorno de desapalancamiento beneficiará, a medio-largo plazo, a las grandes empresas generadoras de efectivo, con balances saneados y una demanda final relativamente estable. Las ideas inherentes al ‘Desapalancamiento’ también quedan reflejadas en otros temas de la gestora. Uno de ellos es el de ‘Concentración financiera’, que evalúa las implicaciones de la evolución del sector bancario tras la crisis. La reestructuración radical del sistema financiero propuesta inmediatamente después de la crisis perdió impulso al afianzarse la recuperación inicial en forma de “V”, con lo que la estructura de la banca mundial sigue siendo la misma que años antes de la crisis.

Una economía mundial más equilibrada

Una segunda área de transición es el giro hacia una economía global más equilibrada. Esta tendencia no implica meramente un mayor equilibrio entre economías, sino también dentro de cada una de ellas. Según Newton, esto implicará cambios de influencia económica y obligará a las autoridades a tomar decisiones difíciles, en las que los intereses creados dictarán ciertas áreas de las políticas aplicadas. Los temas ‘Realineamiento global’ e ‘Influencia de China’ reflejan numerosas características de esta transición. Las naciones industrializadas todavía dominan los rankings mundiales de producción económica, riqueza, consumo y capitalización de mercado, y consumen la mayor parte de los recursos naturales.

No obstante, el equipo cree que el mayor potencial de crecimiento y la creciente influencia económica del mundo en vías de desarrollo amenazan cada vez más el estatus de las primeras. La expectativa de los gestores de Newton es que el realineamiento será volátil y cada vez más propenso a una divergencia cíclica. El mantenimiento de políticas de estímulo en el mundo desarrollado conducirá, probablemente, a mayores variaciones de planteamiento en el resto de regiones: las economías emergentes y ricas en recursos, que experimentan mayores niveles de crecimiento, se verán obligadas a endurecer sus políticas y a permitir la apreciación de sus divisas a fin de combatir la inflación.

En un mundo post-crisis de menor actividad económica agregada, en el que casi todas las autoridades deben generar crecimiento para poder hacer frente a los pagos de deuda y apaciguar a sus electorados, mantener cuota de mercado –y con ello la competitividad relativa– parece ser de crucial importancia. En este tipo de entorno, el equipo piensa que las administraciones optarán por tener una moneda fuerte, con lo que las tensiones comerciales podrían intensificarse fácilmente y los gobiernos podrían verse cada vez más tentados a aplicar controles de capital.

El encarecimiento de la energía a nivel mundial

El tema ‘Economía energética’ examina los riesgos y oportunidades que implica la transición hacia mayores costes energéticos. Newton prevé que el fin de una era de reservas petrolíferas baratas y fácilmente extraíbles dará lugar a una transición potencialmente volátil hacia modelos de actividad económica con un menor consumo de energía. El mayor coste energético y las consideraciones medioambientales estimulan la inversión en formas alternativas de energía. Las economías modernas orientadas al consumidor son muy intensivas en energía; para que esta tendencia no represente un lastre sobre el crecimiento económico y el rendimiento de las inversiones, el equipo anticipa la necesidad de lograr considerables mejoras en productividad, infraestructura, eficiencia y conservación.

Otros temas de Newton cubren esta transición, entre ellos ‘Intervención gubernamental’, ‘Inteligencia’, ‘Riesgo de incendio’, ‘Construcción y reconstrucción’ y ‘La Tierra es importante’. Este último destaca que los aspectos medioambientales han pasado a ocupar un primer plano para las autoridades y para el público en general. Está surgiendo un consenso político sobre la inversión en 'tecnologías verdes', pero las actuales tendencias de crecimiento en el mundo en vías de desarrollo apuntan hacia un significativo estrés adicional sobre los recursos y el medio ambiente.

El envejecimiento de la población

El tema ‘Dinámica demográfica’ gira en torno a las tendencias demográficas y relacionadas. La distribución por edades, renta y riqueza crea dinámicas tanto a nivel nacional como global. En opinión del equipo, este envejecimiento de la población mundial tiene implicaciones importantes en varias áreas, como por ejemplo la naturaleza de la recuperación económica, los patrones de gasto y ahorro, los costes (sobre todo en economías con grandes déficits fiscales) y los impuestos. No obstante, el cambio demográfico también crea oportunidades en ciertos ámbitos. En este sentido, el tema ‘Demanda sana’ explora las ramificaciones del envejecimiento para el sector salud, sobre todo en lo que respecta a la  fuerte demanda de soluciones sanitarias asequibles.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído