Los gestores vuelven a confiar en la recuperación económica y reducen al máximo la liquidez de sus carteras


El impass que se está viendo en la guerra comercial que tanto ha asustado a los mercados en el pasado, unido a los buenos resultados que se están publicado tanto en EEUU como en Europa, y la ausencia de riesgos políticos de calado pueden ser tres de las razones que han devuelto el optimismo a los gestores de fondos. De hecho, según la última encuesta a gestores publicada por Bank of America Merrill Lynch, el nivel de liquidez que tienen estos profesionales en sus carteras ha caído hasta el 4.2%, lo que es el mayor retroceso mensual desde noviembre de 2016 (cuando Trump fue elegido presidente de EEUU) y el nivel más bajo desde junio de 2013.

“Los toros han vuelto. Los inversores están experimentado un FOMO (miedo a perderse las ganancias, por sus siglas en inglés) y eso ha provocado un incremento del optimismo y de la exposición a renta variable y valores cíclicos”, ha afirmado d Michael Hartnett, jefe de estrategia del banco norteamericano

¿Quiere eso decir que los gestores ya no están preocupados por la guerra comercial? No, ya que ese conflicto sigue ocupando el primer puesto en la lista de grandes riesgos. Pero lo que se desprende de la encuesta es que confían en que empresas y Gobiernos están más preparados para hacerla frente. No en vano, las expectaciones de los gestores de fondos con respecto al crecimiento global ha subido en 43 puntos porcentuales con respecto al mes anterior, la mayor subida mensual desde 1994, y deja en un 6% el porcentaje de profesionales que cree que la economía crecerá los próximos 12 meses.

Captura_de_pantalla_2019-11-12_a_las_12

Este optimismo con respecto a la economía encuentra también su réplica en las previsiones que manejan con respecto a las empresas ya que las expectativas con respecto a los ingresos de las compañías a nivel global han mejorado este mes aunque ya que solo el 35% cree que los resultados se deteriorarán los próximos doce meses, 25 puntos menos que los que así lo preveían el mes pasado.

Esta mejora de las expectativas se ha traducido en fuertes cambios en la composición de sus carteras. Ya no solo porque apenas el 18% sobrepondera la liquidez en las mismas (en octubre la cifra era del 38%) sino porque han incrementado mucho la ponderación a renta variable en detrimento de la renta fija.

En concreto, la exposición a renta variable ha crecido en 20 puntos hasta alcanzar una sobreponderación del 21%, lo que es la cifra más alta en un año, mientras que la infraponderación en renta fija también ha experimentado un fuerte incremento hasta un 47% de infraponderación, la cifra más alta también en un año.

Captura_de_pantalla_2019-11-12_a_las_12

La renta variable vuelve a ser el activo en el que ven las mejores expectativas de rentabilidad pero ¿qué tipo de mercados presentan las mejores perspectivas? Aquí también hay un gran giro ya que EEUU cede el puesto de “región favorita” a los mercados emergentes. La exposición a estos mercados ha crecido en 8 puntos hasta niveles de sobreponderación del 17% aunque ésta no es la única región donde ven atractivo los gestores ya que Europa también gana puestos en sus preferencias. De hecho, la exposición a la renta variable del Viejo Continente ha crecido en 12 puntos hasta una sobreponderación del 13%, lo que es la cifra más alta desde agosto de 2018.

Noticias relacionadas