Los gestores valoran positivamente la operación de Santander y mantienen sus posiciones


La fusión por absorción que ha realizado Santander sobre Banesto no tendrá excesivos costes para el banco en las carteras de los fondos de inversión, según la primera valoración que hacen los gestores de bolsa española. En general, y pese a las moderadas pérdidas del 1,2% que sufrió el banco el lunes, ofrecen una valoración positiva del paso dado, porque traerá sinergias al banco y ha permitido la compra de Banesto a un precio muy bajo. Dos argumentos que, junto a motivos como la potenciación de la marca Santander o reducir la factura de las provisiones de Banesto, explican la operación. Por eso, de momento, mantienen sus posiciones en Santander, si bien tampoco consideran la noticia suficiente como para incrementarlas.

Es lo que opina Álvaro Lacasa, gestor del Welzia Banks, fondo que invierte en acciones de bancos internacionales. “De momento, mantendremos invariable nuestra posición en Banco Santander”, explica, pues considera que la operación “es un paso más en el proceso de reordenación del sistema financiero español, en donde Santander continuará con estrategias de reducción de costes y de optimización de su estructura”.

Antonio Hormigos y Gemma Hurtado, gestores del Mirabaud Equities Spain, también creen que la operación de absorción total de Banesto (a través de la compra del 10% que faltaba) crea sinergias a nivel operativo, de servicios y de oficinas para Santander. “A medio plazo es positivo para el banco e incrementarán sus beneficios”, dicen. En su fondo, el peso de Santander es de algo más del 4%, y, aunque creen que la noticia es favorable a medio plazo, no van a comprar más acciones, porque creen que no supone una explosión de valor para el banco, sino que la operación ha sido un movimiento racional.

Xavier Carulla, gestor de renta variable española de Caja Ingenieros Gestión, tampoco moverá su exposición de entre el 2% y el 3% sobre el valor. “Habrá sinergias y eso es algo positivo pero nuestra estrategia es a largo plazo y la mantendremos a la espera de mayor información”, dice.

Buen precio

El precio de compra de Banesto es uno de los principales motivos por los que los gestores valoran positivamente el paso dado por Santander. Así, para realizar la operación, el banco abonará una prima a los accionistas de Banesto del 24,9% respecto al cierre del pasado viernes. El pago se hará efectivo a través de un canje de acciones de autocartera del Santander. Para Hormigos, la prima pagada ha sido muy baja en comparación con la absorción en cualquier otro momento de mercado, idea que comparte Alfonso de Gregorio, director de Gestión de Gesconsult.

“Santander ha aprovechado el bajo precio de cotización de Banesto, sobre todo frente a otros bancos nacionales”, comenta. Para el experto, esa circunstancia y el hecho de que permitirá grandes sinergias operativas y ahorro de costes son los factores clave de una operación que, a su parecer, no tendrá grandes implicaciones en el Grupo Santander. Por eso, mantendrá el 9% del fondo de renta variable de la entidad en el banco, en el que están invertidos debido a las positivas perspectivas que tienen de cara al año próximo.

Debido al atractivo precio de la operación y por ese ahorro de costes, Fernando Hernández, director de Gestión de Inversis Banco, cree que “la operación tiene hoy más sentido que hace unos años”. Con todo, su máxima sigue siendo estar fuera del sector financiero español y prefiere bancos europeos como BNP o Barclays. También está fuera del sector Gonzalo Lardiés, gestor del BPA Fondo Ibérico Acciones, que descarta que suponga un gran cambio para Santander. Eso sí, considera que ha preferido integrar Banesto y quitarse el problema de tener que cumplir con las exigencias de la normativa y hacer frente a las nuevas provisiones crediticias.

Factor sorpresa en Banesto

Para quien sí supone un cambio significativo es para los accionistas de Banesto, que ayer se disparaba en bolsa un 18,5% para ajustar al canje ofrecido por la matriz. Ahora, han de decidir entre vender los títulos o convertirse en accionistas de Santander, con las consiguientes ventajas de diversificación y liquidez. Pero la mayoría de gestores consultados no han aprovechado la subida, puesto que no lo tenían en cartera debido a que no es un valor del Ibex.

Algunos intuían la operación, pero no pensaban que fuera inminente y otros simplemente descartaban tener bancos nacionales, a diferencia de otros gestores que podrían haber jugado la OPA de exclusión. Por ejemplo, Lacasa no tenía acciones de Banesto en su fondo, que apostó por Popular como banco puramente doméstico español, entrando en su ampliación de capital. Tampoco De Gregorio.

“La absorción era una noticia esperada desde hace muchos años, pero se pensaba que si  conservaba Banesto con marca separada era para venderlo a un tercero y hacer caja. Lo que está claro es que tenía que vender o absorber porque no tenía sentido continuar así”, dicen en Mirabaud. Los expertos también contaban con que Santander saneara Banesto para que fuera ella quien se hiciera con CatalunyaCaixa, pero lo que parecía descartado era la absorción inminente.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído