Los gestores tienen claro que Draghi no se cruzará de brazos


Expectación entre los inversores respecto a lo que pueda anunciar el BCE en su reunión. ¿Volverá a defraudar Mario Draghi al mercado? ¿Cumplirá expectativas? ¿Qué pueden esperar los inversores? A juzgar por lo dicho hasta el momento desde las diferentes gestoras, las opiniones parecen estar muy divididas. Algunos consideran que el BCE anunciará la compra de deuda pública. Otros opinan, sin embargo, que no lo hará. En lo que sí coinciden todos ellos es que la autoridad monetaria dispone de las herramientas necesarias para contraatacar en cualquier momento.

Así lo entiende Asoka Wörhmann, director global de Inversiones de DWS Investments, quien cree que “cada vez parece más probable una intervención contundente” por parte de la entidad. En su opinión, la UEM presenta algunos fallos de diseño. “Un claro ejemplo lo podemos ver en Target 2, mecanismo a través del cual se están liberando muchas de las presiones financieras de los países miembros. Este mecanismo de transmisión de la política del BCE es injusto y compromete el mandato oficial del BCE, que no es otro que velar por la estabilidad de precios”, afirma.

En Nordea Investment, sin embargo, son de la opinión contraria y no parecen mostrarse muy optimistas respecto a las conclusiones que de ese encuentro se puedan extraer. Tan es así que, según los expertos de la firma, “las altas expectativas que existen actualmente no se cumplirán, lo que podría volver a hacer caer el apetito por el riesgo”. De hecho, desde la gestora consideran que esto podría ser un factor que contribuya a enfriar el buen comportamiento mostrado por el mercado en las últimas semanas. Al fin y al cabo, no sería la primera vez que la eurozona se convierte en una auténtica Torre de Babel.

Pero en esta ocasión podría no ser así. Al menos, según AXA Investment Managers, gestora que espera una intervención por parte del BCE en el mercado de deuda que contribuya a estrechar los diferenciales de países que, como España, se encuentran en una situación de dificultad. Sin embargo, han sido muchas las decepciones acumuladas y, por lo tanto, hasta que no se produzca la actuación, esta casa invita a ser prudentes. “Recomendamos mantener la cautela hasta que las incertidumbres sean despejadas”, afirman desde la entidad.

Olivier Ginguené, director de Estrategia, y Luca Paolini, estratega jefe de Pictet Asset Management, señalan que en este entorno incierto es más probable la sorpresa del BCE que de la Fed en cuanto a estímulos monetarios se refiere. “De hecho, hay evidencias de un enfoque más integral para resolver los problemas de deuda de la región, con menor oposición de Alemania a la postura anticrisis pragmática del BCE”.  Su previsión es que el BCE recorte los tipos de interés en 25 puntos básicos y adopte un claro compromiso con el programa de compra de bonos de la zona euro, sin objetivos específicos objetivos para España e Italia.

En la misma línea, Philippe Waetcher, economista jefe de Natixis Global Asset Management, asegura estar convencido de que Draghi vencerá al Bundesbank y anunciará una estrategia de compra masiva de deuda soberana con la que buscará reducir los costes de financiación de España e Italia. Y lo hará sobre bonos a corto plazo, aunque no anunciará de antemano ni la modalidad de bonos ni el precio al que intervendrá, ya que eso afectaría a la credibilidad del BCE y le quitaría la posibilidad de adaptar su estrategia a cada momento.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído