Los gestores reducen el riesgo de sus carteras


El último Barómetro de los Fondos que elabora Lipper que hoy publica Cinco Díasrefleja una intensificación de la aversión al riesgo en el último mes entre las gestoras españolas. A cierre de octubre -el sondeo se cerró el pasado viernes- los gestores mantienen de media un 29,95% en liquidez, lo que supone un incremento significativo con respecto a la cifra del mes anterior (del 21,78%) y marca además el nivel más alto desde que comenzó a realizarse esta encuesta hace ya dos años. Un 38,5% de los gestores declara tener posiciones en liquidez superiores al 11% en sus carteras globales.



El aumento de las cotas de liquidez se ha producido a costa de reducir posiciones en el resto de los activos. La exposición media a la renta variable ha descendido del 41,61% al 38,85% entre septiembre y octubre, la de renta fija del 32,87% al 28,32% y la de inversiones alternativas, del 3,75% al 2,87%.



Sin embargo, más que infraponderar los activos en cartera, lo que han hecho los gestores es aumentar sus posiciones neutrales. Un 53,85% ha adoptado esta exposición a la renta variable, frente a un 15,38% que se declara sobreponderado y un 30,77% que afirma estar infraponderado. En el sondeo de septiembre, un 38,46% de los gestores se declaraba infraponderado en Bolsa y un 46,15%, neutral.



De cara a los próximos tres meses la mayoría de los gestores declara que mantendrá posiciones. Un 69,23% de los grandes inversores mantendrá su posición en renta variable y en renta fija, un 53,85% lo hará en liquidez y la totalidad de los encuestados afirma que no tocará su exposición a inversiones alternativas.

La Bolsa, sobrevendidaLa valoración de la Bolsa ha llegado a un punto tan bajo que el 69,23% de los sondeados opina que está sobrevendida en Europa y un 61,54% considera lo propio sobre el mercado estadounidense. Ninguno de los gestores tiene previsto reducir su exposición a la Bolsa en los próximos tres meses: la mayoría declara que mantendrá una participación neutral, pero un 30,77% estudia elevar su posición en acciones.

Sin embargo, las perspectivas no son positivas en absoluto. Un 46,15% de los gestores opina que la renta fija obtendrá probablemente mejores rendimientos que la renta variable en los próximos 12 meses. Esta opinión se produce en un periodo en el que se espera un proceso de deflación y crisis económica que debería provocar el descenso del rendimiento de la deuda a largo plazo y la subida de los precios.

Aunque muchos asesores mantienen que la Bolsa estadounidense tiene mejores perspectivas que la europea -tanto por el efecto de un hipotético repunte del dólar, como porque EE UU saldrá antes de la crisis-, para los próximos meses la Bolsa de la zona euro, sin riesgo de divisa, se antoja como la más apropiada para muchos gestores. Hasta un 30,77% de los mismos estudia incrementar su exposición a esta zona geográfica, frente al 15,38% que declara lo mismo sobre la Bolsa americana.

Sectorialmente, las compañías inmobiliarias y las de consumo cíclico siguen siendo las más denostadas por los inversores institucionales, habida cuenta del pinchazo inmobiliario, de un lado, y de la situación de recesión a que se enfrentan las grandes economías, del otro.