Los gestores más famosos que ya avisaron de la rebaja de rating a EEUU


La decisión tomada por Standard and Poor’s de rebajar la calificación a la deuda de EEUU por primera vez no ha supuesto una sorpresa para algunos gestores, que ya avisaron de que esto sucedería. Entre los más famosos figuran algunos como Jim Rogers o Bill Gross.

Jim Rogers. Según publica Investment Week, ya en abril, el veterano inversor Jim Rogers advertía de que esperaba que EEUU perdería su rating AAA por parte de S&P después de que la agencia rebajara sus perspectivas con respecto al país hasta negativa. Añadía que la agencia debería haber bajado la calificación antes, comentando que EEUU iba a endeudarse incluso más de lo que ya estaba. “Finalmente sucederá. No este mes o trimestre, pero sucederá”, decía, afirmando que EEUU es la mayor nación endeudada de la historia y que la deuda iría en aumento."El Gobierno está imprimiendo dinero para resolver su problema y no me puedo imaginar prestando dinero al Gobierno durante 30 años al 3%, 4%, 5% o 6% de interés, pues el Gobierno nunca será capaz de pagar dichas deudas”. 

Bill Gross. En abril de 2009, un día después de que Standard & Poor's decidiera poner bajo vigilancia 'negativa' el ráting AAA de Reino Unido, Bill Gross, uno de los mayores gestores de bonos del mundo, consideraba ya posible que Estados Unidos perdiera la máxima califiación crediticia en "al menos tres o cuatro años", añadiendo que el mecado reconocería los problemas antes que las agencias de calificación.

Jim Leaviss. Desde M&G, Jim Leaviss, responsable de renta fija de la gestora, predijo a finales de 2010 que EEUU sufriría una rebaja de calificación de su deuda, en la medida en que pronosticaba un debilitamiento del crecimiento económico hasta que el país acordara un paquete de austeridad para reducir su fuerte déficit presupuestario. Con todo, se equivocó en el timing, pues aseguró que la rebaja se produciría tras las elecciones presidenciales del próximo año. “Casi el 10% de los ingresos del Gobierno se pagan en intereses y es algo que las agencias no soportarán y el país perderá su AAA si no se soluciona”, decía, incluso aunque se produjera un cambio presidencial, en la medida en que la estrategia implementada no sería de largo plazo. 

Stewart Cowley. El gestor de Old Mutual Asset Managers, responsable de renta fija, advertía en abril de que el país vería empeorar su rating crediticio en los próximos años a menos que afrontara sus altos niveles de déficit de una forma más decisiva. “Es de prever que en los próximos dos o tres años las agencias no tengan otra alternativa que rebajar la calificación de EEUU, pues dichas agencias están intentando reconstruir su reputación; así son conscientes de que si no lo hacen su propia credibilidad estará completamente destruida”, apostillaba. 

Gibson Smith. Otra gestora que predijo que Estados Unidos perdería la triple A fue Janus Capital, según publicó Funds People. “El mercado de renta fija parece estar engañosamente tranquilo", analizaba Smith, co-director de renta fija de la gestora, pocos días antes de que se alcanzara el acuerdo para elevar el techo de deuda del país. “A pesar de la amenazante perspectiva de un impago estadounidense sin precedentes, las rentabilidades se han mantenido estables, en parte porque no existen refugios alternativos para los inversores (aparte del efectivo y el oro)". No obstante, Gibson Smith advertía de que el riesgo de que Estados Unidos perdiera su calificación de AAA aumentaba día a día. 

Noticias relacionadas

Lo más leído