Los gestores españoles vuelven a apostar por los bancos


La mejora de las perspectivas de los gestores españoles, que en el mes de julio elevaron el peso de la bolsa en sus carteras en unos tres puntos porcentuales (del 37,73% al 40,65%) a la vez que redujeron su posición de liquidez en cinco puntos (del 18,41% al 13,58%), ha tenido también consecuencias a nivel sectorial. El mayor apetito por el riesgo ha beneficiado al sector financiero, muy castigado desde el estallido hace tres años de la crisis crediticia, hasta el punto de que ha vuelto a estar entre los favoritos de los profesionales de nuestro país.

Así, el 46% de los gestores españoles sobreponderó en julio bancos y otras firmas financieras, frente al 38% de un mes antes, según la encuesta mensual realizada por Lipper (ver archivo adjunto). Además, sólo el 15% del panel planea reducir su exposición en los próximos tres meses, una cifra que supone la mitad de los que pretendían hacerlo hace sólo un mes (el 31%).

Los resultados de las pruebas de estrés superadas por los bancos europeos parecen haber devuelto la confianza al sector. Y no sólo entre los inversores españoles pues, a nivel global, los gestores han reducido la infraponderación del sector en agosto, desde el 29% hasta el 19%, según la encuesta de BofA Merrill Lynch que ya publicó Funds People.

En el estudio de Lipper, en el que participaron las principales gestoras españolas (Santander Asset Management, BBVA Asset Management, Invercaixa Gestión, Ahorro Corporación Gestión, Popular Gestión, Gesbankinter, Bansabadell Inversión, Ibercaja Gestión, Caixa Gestión de Activos, BBK Gestión, Mutuactivos, Gestimed, Fonditel Gestión y Gaesco Gestión) muestra, al otro lado, y como sectores más desfavorecidos en julio a las farmacéuticas y firmas de salud, junto a las utilities. De hecho, en el primer sector los apoyos de sobreponderación cayeron desde el 38% de junio hasta el 23% de julio. Por su parte, el 31% de los encuestados infraponderan ahora utilities, el doble del mes anterior.

El dinero irá hacia los fondos mixtos

En línea con las respuestas de otros meses, la encuesta muestra que las gestoras españolas siguen activas en el lanzamiento de fondos, pues todos los gestores afirman que sus empresas lanzarán nuevos productos en los próximos seis meses. Dos tercios de ellos serán garantizados y el 6% hedge funds, y por clases de activos, el 15% serán monetarios y el 20% mixtos flexibles, según sus previsiones. De hecho, la clase mixta será la que más suscripciones reciba en el mismo periodo, prevén los gestores encuestados, captando el 40% de las nuevas entradas. Los fondos de renta fija captarían el 12% y los de renta variable, sólo el 6%.

El empuje de los bonos pierde fuelle

La mejora de los mercados vino acompañada en el mes de julio de una reducción de liquidez cubierta por un incremento de la exposición bursátil, de las inversiones alternativas (que sumaron 15 puntos básicos, hasta el 3,6%) y a la renta fija (en dos puntos porcentuales, hasta el 42,42%, cerca del nivel récord del 43,19% alcanzado en noviembre de 2005). Sin embargo, el empuje de los bonos podría reducirse, pues el 31% del panel espera recortar su exposición a bonos de la Eurozona en los próximos tres meses, frente al 15% de junio, y sólo el 23% pretende incrementar su asignación a deuda corporativa el próximo trimestre, desde el 38% de un mes antes, si bien estos últimos son el activo favorito de los gestores españoles, con una sobreponderación por parte de cuatro de cada 10 profesionales.

Y es que la inmensa mayoría del panel (más de tres cuartas partes de los consultados, el 77%) espera que la renta fija ofrezca menos rendimiento que la variable en los próximos 12 meses, frente al 61% que lo pensaba en junio. El apetito por las bolsas, que favoreció en julio especialmente a la zona euro (el 38% prevé prevé aumentar el peso a esta región y el 46% la considera sobrevendida) ha llegado incluso hasta Japón, pues la mayoría de los gestores españoles, el 58%, cree que ese mercado tiene potencial alcista, pese a las incertidumbres políticas y de la valoración del yen. En cuanto a las divisas, la más favorecida es el dólar, pues el 57% cree que aportará los mejores retornos en los próximos 12 meses, y sólo el 15% cree que está sobrevalorado.