Los gestores españoles siguen apostando por la renta variable


Algo menos de bonos, algo más de liquidez, y la misma cantidad de renta variable que en julio son los ingredientes que este mes componen la selección de activos de los gestores españoles, según la encuesta mensual de Lipper, una compañía de Thomson Reuters, entre las principales entidades del país, que hoy publica Cinco Días. Después de la notable subida de julio tanto de los bonos como de las acciones y de las turbulencias que amenazan a ambos mercados, los gestores optan por no mover apenas ficha, elevando eso sí la liquidez.

El porcentaje de activos monetarios en las carteras pasa del 13,34% al 14,15%, mientras que las inversiones alternativas siguen por debajo del 4%. El peso de la renta fija en las carteras baja del 42,42% al 41,50%, y la renta variable se mantiene en torno al 40,73%. El 69,23% de los encuestados cree que la renta variable dará mejor rendimiento en los próximos doce meses que los bonos, una cifra algo menor que en la encuesta anterior.

Otra pista sobre las preferencias de los gestores es el porcentaje neto que sobrepondera cada activo -los que sobreponderan menos los que infraponderan-. Estos porcentajes crecen tanto en las acciones como en la liquidez del 23,08% al 30,77%, mientras que los bonos se mantienen infraponderados. Además, un 66,7% de los gestores considera que la deuda de mercados emergentes es "una creciente y significativa alternativa" a los bonos de países industrializados. Pese a ello, ninguno tiene intención de sobreponderar estos activos, aunque tampoco de infraponderarlos.

Entre los países desarrollados, sólo un tímido 7,69% de gestores tiene la intención de incrementar su cartera de deuda de países europeos, aunque el balance neto es negativo: -23,08%. En EE UU, donde la rentabilidad de la deuda está en mínimos históricos, ningún gestor pretende sobreponderar y sí hay un 23,08% que piensa infraponderar.

La debilidad del dólar también tiene sus efectos en las previsiones sobre las divisas. Mientras que el 57% de gestores creían que el billete verde iba a ser el más rentable a un año, ahora son sólo el 43%. El euro refuerza su atractivo y sube del 21% al 35% entre las preferencias del sector.

La Bolsa europea sigue siendo la preferida de los gestores, con un 38,46% neto que incrementa su posición, aunque la norteamericana gana terreno y alcanza el 23,08% neto. Baja el porcentaje que considera las acciones europeas y estadounidenses "sobrevendidas", y ya son el 46% y el 54%, de gestores respectivamente, los que consideran que están en su precio justo. Por sectores, una vez más el inmobiliario es el más infraponderado y las telecomunicaciones, el preferido.

De cara al futuro, los encuestados siguen considerando los fondos garantizados como los más proclives a salir al mercado en los próximos seis meses, con un 62,50%.

Lo más leído