Los gestores españoles mantienen sus convicciones sobre la renta variable europea y la renta fija emergente


La renta variable es, un mes más, el activo con mejores expectativas de futuro a medio y largo plazo para los gestores españoles. Ya sea con menores o mayores rendimientos esperados de aquí a un año, lo cierto es que las acciones no encuentran rivales de su talla en los bonos.

Según la última encuesta mensual de expertos elaborada por Funds People, entre noviembre de 2014 y noviembre de 2015 los profesionales de la inversión no se lo pensarían dos veces a la hora de elegir en uno y otro bando: los fondos de renta variable española y de renta variable europea, con revalorizaciones del 7,3% en ambos casos, y los fondos de renta fija emergente, con una rentabilidad del 2,3%, serían sus apuestas centrales.

El escaso potencial de la renta fija se deja notar en casi todas las categorías de fondos de bonos, cuyos rendimientos de aquí a un año se mantendrían planos -así les sucederá a los fondos de renta fija estadounidense y de renta fija japonesa- o casi planos -en el caso de los fondos de renta fija de la zona euro, que solamente se revalorizarían un 0,7%-.

Otra pista más que deja entrever el agotamiento de la renta fija, especialmente la desarrollada, con respecto a la renta variable es el hecho de que, a 12 meses vista, los fondos de renta fija con mayor potencial de rentabilidad -los emergentes, con el citado 2,3%- simplemente supongan la mitad de los fondos de renta variable con las expectativas de revalorización más bajas -los centrados en acciones norteamericanas, con un 4,4%-.

Los fondos de acciones emergentes y japonesas también serán una buena opción de inversión para el próximo año, creen los expertos locales, que ven en ese tipo de fondos rendimientos potenciales del 6,1% y del 5,4%, respectivamente.

Establecido así el escenario base para los próximos 12 meses, la pregunta clave que pesa sobre los gestores españoles es cómo jugar ese escenario. Al hablar de renta variable, lo tienen claro. Ocho de cada diez encuestados prefieren compañías de gran capitalización, por cuatro de cada diez a quienes les gustan más las empresas de pequeña y mediana capitalización. Sin embargo, son los mercados emergentes quienes les despiertan más dudas. Tanto en los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) como en los mercados frontera, cinco de cada diez expertos invertirían en ellos.

Los fondos de financieras resisten el examen del BCE… y el de los gestores

Aunque desde comienzos de 2014 los fondos sectoriales habían comenzado a despegar gracias a los especializados en bancos y aseguradoras, sobre todo, momentos antes del reciente test de estrés y de la revisión de activos del BCE y la EBA a la banca europea éstos dieron un ligero paso atrás a la espera de los resultados del ahora supervisor único europeo. Despejadas las dudas sobre gran parte del sector bancario del Viejo Continente en general y de los bancos españoles en particular, los fondos de financieras vuelven a la carga entre los sectoriales. Son los únicos que pasan el corte, aunque eso sí, de forma raspada. Suspenden, por tanto, los fondos de biotecnología, tecnología, medios de comunicación y telecomunicaciones (TMT), sanidad y construcción.

En el mundo de las inversiones alternativas, los fondos de capital riesgo son los que más elogios cosechan. Un 50% de expertos entraría en ellos, por un 40% que lo haría en hedge funds y un 30% que haría lo propio en fondos de inmobiliario. Las materias primas, aún denostadas, sólo recaban un 10% de apoyo.

Estrategia por plazos: el dominio de los fondos mixtos

En cualquiera de los plazos propuestos de inversión -tres meses, un año y tres años-, los fondos mixtos y de renta variable española monopolizan el consenso de las intenciones futuras de compra de los profesionales españoles. Tan sólo en el próximo trimestre optarían por una tercera vía complementaria, la de los fondos monetarios.

En sentido opuesto, el consenso también existe. Venderían por mayoría absoluta los fondos de renta fija a largo plazo de gobiernos. En menor medida, también desecharían los fondos de renta fija corporativa.

Al igual que ocurriera en encuestas anteriores, el dominio de los fondos mixtos se va acrecentando. Los gestores españoles prevén que sus respectivas gestoras, de aquí a un año, lanzarán y empujarán con ahínco este tipo de vehículos, que a su vez serán los que mayores captaciones lograrán de los clientes al combinar renta fija y renta variable en diferentes pesos según el perfil de riesgo.

Noticias relacionadas

Lo más leído