“Los gestores españoles deberían centrarse más en promocionar en Asia su acceso a Latinoamérica”


En los últimos meses ha aumentado el interés de los gestores asiáticos por lanzar fondos propios con la marca UCITS, que suelen invertir tanto en mercados locales como en otras regiones emergentes, especialmente Latinoamérica, una tendencia creciente y que pone de manifiesto el nexo financiero natural entre ambos continentes. Y es que el futuro apunta hacia un aumento de los flujos entre mercados en desarrollo, una situación canalizada sobre todo a través de la marca UCITS, con las oportunidades para Europa que eso supone, y que los gestores españoles deberían aprovechar, promocionando mejor un acceso a Latinoamérica que puede valerles importantes asociaciones con gestoras con presencia en Asia.

 

Es la opinión de Cristopher Ryan, asesor senior de Citi Investor Services Asia. “Los gestores asiáticos necesitan tener exposición a los lugares del mundo donde hay crecimiento: en África aún no hay muchos mercados de valores, así que Latinoamérica es el lugar más natural tanto por temas de diversificación de divisa como de activo”, afirma, señalando el gusto por los recursos naturales latinoamericanos, a menudo en manos de firmas españolas.

En este sentido, y en un escenario con una cambiante evolución de los flujos (si antes la mayoría de flujos hacia Asia venían de EEUU, ahora vienen de Europa y en los próximos 10 años, la tendencia es que se incrementen los flujos entre el mundo emergente, es decir, Europa del Este, Latam y Asia), “los profesionales tendrán que pensar en cómo crear productos interesantes para los inversores asiáticos. Para Ryan, los españoles lo tienen fácil, pero “deberían hacer más para promocionar su acceso a compañías dueñas de estos recursos latinos y relacionarse más con firmas con acceso a Asia”.

Un paso obligado

Y es que ese paso adelante de los españoles hacia Asia, por el que están mostrando gran interés, es obligado, teniendo en cuenta que aproximadamente el 25% de las entradas netas en todo el mercado global de productos UCITS vienen del continente y que muchas gestoras internacionales están volcadas en el mismo. “De los 15 países del mundo con mayor ratio de crecimiento proyectada en activos bajo gestión en fondos de inversión, 11 son de la zona Asia-Pacífico”, explica Steve Bernat, vicepresidente y gestor de ventas de los países EMEA en Citi Investor Services.

Además de ser mercados con gran crecimiento en su industria de fondos, muestran un gran apetito por productos UCITS. Así, aparte de Taiwán, “el mayor mercado en términos de activos bajo gestión de fondos UCITS, cuatro veces el tamaño de Hong Kong”, en otros países más pequeños como Hong Kong o Singapur, la cuota de mercado de esta marca es mayoritaria: en el primero, los productos UCITS con registro en Luxemburgo suponen el 94% del mercado, en el segundo, el 82%, y en Taiwán, el 62%. Cifras que han disparado el interés por promocionar la marca UCITS y ganar presencia en el continente. “En 2001, los promotores en Hong Kong eran 10, en Singapur 2 y en Taiwán 7, y a finales de 2009 eran respectivamente 43, 60 y 36”, comenta Bernat, siguiendo los datos de un estudio de PwC.

Y para entrar en Asia, lo más fácil es hacerlo a través de fondos UCITS registrados en Luxemburgo y contar con un socio local que facilite el registro en esos mercados - con normas y restricciones distintas dependiendo del país- y que también garantice un mayor éxito ante la competencia local, incrementada en la medida en que el mercado se desarrolla.

Pero UCITS no es sólo una oportunidad para Europa a la hora de para ganar exposición a Asia, sino también de Asia para invertir en cualquier parte del mundo y distribuir sus fondos de forma global. “Los inversores asiáticos saben que la mejor forma de acceder al mercado internacional es con la marca UCITS, a través de fondos que pueden estar invertidos en cualquier lugar y que serán comercializados también de forma global”, apostilla Bernat. Así, si para los occidentales contar con un socio asiático es la mejor forma de ganar cuota de mercado allí, para los asiáticos Europa otorga el potencial de la marca UCITS y la apertura de la puerta hacia Latinoamérica.

Un nexo canalizado por Europa

“Existe un nexo natural financiero entre Asia y Latinoamérica que siempre ha estado presente pero que ahora empieza a dejarse notar”, afirma Ryan, poniendo el ejemplo del éxito de un fondo de bolsa brasileño de ING en Taiwán – que ha logrado captar ya más de 200 millones de dólares en un año de grandes dificultades para vender fondos-. Un entusiasmo que no sólo se traduce en las ventas, sino también en la creación de fondos que invierten allí, como el reciente lanzamiento de un ETF que invierte en Brasil lanzado por una gestora coreana.

“He estado aquí durante varios ciclos económicos y esto no había pasado antes: es la primera vez que las gestoras asiáticas dan pasos hacia fuera”, comenta Ryan. Así, gestoras de India, China, Taiwán o Corea están recurriendo a Europa, lo que por un lado presenta oportunidades de asociación con gestoras europeas, “pero también es una región complicada, así que hay que pensar en la infraestructura de apoyo”, afirma, por lo que cree que, en el futuro, “habrá una combinación entre fondos locales asiáticos y UCITS”.

Un negocio en pleno proceso de cambio

El papel UCITS como nexo entre los países emergentes es clave, en el triángulo de relaciones entre Asia, la marca europea y el resto de mercados, emergentes y desarrollados. Las nuevas relaciones, en términos de un aumento de flujos entre los mercados en desarrollo, la utilización recíproca de la marca UCITS por parte de Europa para ganar exposición a Asia y de Asia para invertir en cualquier parte del mundo y distribuir sus fondos de forma global, marcan las pautas de un negocio en plena evolución.

“No importa la perspectiva desde la que se mire: el negocio está cambiando por ejemplo para nosotros, como proveedores de servicios, pues cualquier gestora que lance un UCITS e invierta en cualquier país también puede dirigirse a cualquier mercado, donde puede haber diferentes valoraciones, y las gestoras necesitan tener información actualizada para los inversores, en términos de valor liquidativo de los fondos, sus fichas u otros análisis. Algo que requiere una infraestructura sofisticada que apoye la puesta en práctica de esos negocios”, afirma Bernat.

Lo más leído