Los gestores españoles apuestan por la renta variable


Según el Barómetro de los gestores de fondos que elabora Lipper y que hoy publica Cinco Días, tan sólo un 15,38% de los gestores globales españoles declara que su cartera se encuentra infraponderada en renta variable. El resto se reparte entre los que se mantienen neutrales en bolsa (un 46,15%) y los que se declaran sobreponderados (un 38,46%). La encuesta se cerró el pasado 28 de diciembre y en ella participaron las 14 mayores gestoras españolas.El sondeo muestra cómo los grandes inversores españoles apenas movieron sus carteras en el último mes del año. La mayoría sigue sobreponderando Bolsa y liquidez y mantienen posiciones reducidas en bonos e inversiones alternativas. La cartera media arroja un 41,12% en renta variable, un 35,59% en renta fija, un 20,19% en liquidez y un 3,09% en inversiones alternativas.Según informa Cinco Días, de cara a los próximos meses, tan sólo un 23,08% de los sondeados afirma que el alejamiento del riesgo dominará la asignación de activos en cartera durante la primera parte del año, mientras que el resto, el 76,92% declara que su objetivo será la búsqueda de rentabilidad.Dentro de la renta variable, la zona euro sigue llevando el peso de las inversiones (un 25,47% de la cartera media), y los gestores afirman que mantendrán posiciones durante los próximos tres meses. Por sectores, telecomunicaciones y tecnología siguen siendo los preferidos por el 69% y el 64% de los gestores, respectivamente. Un 69% declara tener infraponderado el sector inmobiliario.Tan sólo un 7,69% de los sondeados considera que la renta variable está sobrecomprada. El resto se reparten entre los que opinan que la relación entre oferta y demanda es justa, y los que creen que todavía está sobrevendida. En estas circunstancias, el devenir de la Bolsa en los próximos meses dependerá de la calidad de los beneficios empresariales y de las señales que confirmen la salida de la crisis a nivel mundial.En renta fija son minoría los gestores que afirman estar sobreponderados en deuda pública. Las perspectivas para este activo son discretas, debido a la ingente cantidad de papel que han emitido los Gobiernos y al aumento desaforado de los déficit públicos para combatir la crisis. Eso sí, un 30,77% de los gestores españoles encuentra valor en la renta fija privada y la tiene sobreponderada en cartera. Un 38%, además, declara que tiene previsto incrementar sus posiciones en crédito en los próximos tres meses. La misma proporción, por cierto, que prevé elevar su exposición a la deuda pública de la zona euro. Un 46% de los gestores opina que la renta fija privada de la eurozona se encuentra todavía infravalorada.

Lo más leído