Tags: Renta Variable |

Los gestores de bolsa española aprovechan las caídas para comprar, pero con cautela


El miedo a la propagación del coronavirus y su impacto económico sigue muy presente en los mercados. El pasado viernes el Ibex 35 cerró la segunda peor semana de su historia, tras perder un 20,8%. Solo superada por la que vivió la segunda semana de octubre de 2008, en la que perdió un 21,2%.

Entretanto, vivió algunas sesiones de infarto, como la del pasado jueves, cuando el selectivo de referencia de la bolsa española firmó la peor sesión de su historia tras experimentar un desplome del 14,05%, a pesar incluso de las nuevas medidas monetarias anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE). Unas caídas que han sido aprovechadas por muchos gestores de bolsa española para poner a trabajar la liquidez en cartera.

Así lo confirman desde Magallanes Value Investors: “Estamos comprando. Los valores de nuestra cartera tiene ahora una valoración muy atractiva y mantienen unos sólidos fundamentales y situación financiera”, aseguran. También desde Cobas AM están reforzando posiciones con mayor potencial: “Estas caídas son las que más ineficiencias generan en los mercados y nos permiten maximizar el potencial de revalorización a largo plazo”, explican.

Desde Renta 4 consideran que las caídas tan abultadas de los últimos días “ya no obedecen a criterios fundamentales sino al pánico y ejecución de derivados, estructurados, vendedores forzosos y sistemas automáticos que aceleran las caídas”. En ese sentido, y aunque es difícil vaticinar cuándo va a haber una reducción de los casos de contagio y una normalización de la situación económica, creen que “a 12 meses y sobre todo a 3 o 5 años, las zonas actuales son muy atractivas en términos de valoración, ya que históricamente ha dado unas rentabilidades altísimas para los inversores que compran ahora. La historia nos dice que vender en rebajas del 30%-40% nunca es una buena opción y sí la es comprar”, dice Javier Galán, responsable de renta variable de Renta 4 Gestora.

También están realizando entradas en EDM, aunque con cautela. “Hemos aprovechado las recientes caídas para realizar algunas compras selectivas dentro de valores de calidad”, arguye Ricard Vidal, director de inversiones de la gestora. Y desde Bestinver, donde en las últimas sesiones han aprovechado "para poner a trabajar nuestra liquidez, comprando compañías tanto en el sector financiero, como en el sector de energía", tras entender que "las valoraciones en ambos sectores son lo suficientemente relevantes como para no dejarlas pasar".

Neutralizar las carteras

Otras gestoras han optado por realizar cambios estratégicos con el fin de neutralizar el riesgo de sus carteras. Es el caso de Mutuactivos: “Creemos que los precios actuales ya descuentan la probabilidad de una recesión. Por ello, tenemos intención de mantener las posiciones actuales, cerca de la neutralidad, evitando la exposición a compañías cíclicas muy apalancadas desde el punto de vista financiero. Dicho esto, nuestra prioridad ahora mismo es mantener altos niveles de liquidez en las carteras para poder hacer frente a posibles reembolsos, si se llegasen a producir”, justifica Ignacio Dolz de Espejo, director de soluciones de inversión de la gestora.

Misma postura que han adoptado en Azvalor, donde en términos generales confiesan que no están realizando cambios  en sus carteras. Y eso a pesar de que su estilo de inversión “siempre ha aprovechado momentos de volatilidad pronunciada, como los actuales, para realizar ajustes  en la cartera intentando aumentar el potencial de revalorización de los fondos con incrementos de posiciones en aquellos valores sólidos que estén siendo castigados en exceso por el mercado en el corto plazo.” No obstante, se muestran algo prevenidos con respecto al mercado y se hacen eco de las palabras de Warren Buffett: “Sé temeroso cuando otros son codiciosos, y codicioso cuando otros sean temerosos”. 

En Bankia AM, por ejemplo, están “neutralizando las carteras, que debido a su sesgo defensivo no se han comportado tan mal como los índices. Cambiando valores con menos visibilidad a medio plazo por valores excesivamente castigados”, cuenta Iciar Puell, gestora de renta variable.

¿Qué hacer tras las caídas?

Según Dolz de Espejo, “la situación volverá paulatinamente a la normalidad y la crisis pasará”. En su opinión, la volatilidad debería ir bajando a medida que los mercados alcanzan un nuevo nivel de equilibrio y, seguramente, los inversores que tengan un horizonte temporal de largo plazo verán recompensada su paciencia.

También desde Magallanes creen que, tras haber sufrido una corrección superior al 30% en pocas semanas, “podemos esperar que el suelo no esté muy lejos”. En ese sentido, su recomendación a los inversores es “no perder la calma”. “Las emociones controlan el corto plazo, y son las realidades las que se muestran en un horizonte de inversión de largo plazo como el nuestro”, justifican. Para demostrar su fuerte compromiso con los fondos, tanto Iván Martín, director de inversiones, como el resto del equipo directivo y de gestión de Magallanes están realizando significativas suscripciones personales.

Puell, de Bankia, no ve que la gente esté tomando posiciones agresivas de compra: “La prohibición de cortos ha ayudado a que el mercado haya dejado de caer tan fuerte y ahora esperamos una estabilización. A la espera de ver qué medidas concretas fiscales y monetarias toman las distintas autoridades”, comenta.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído