Los gestores creen que continuarán las rebajas de tipos


Los expertos consideran que la rebajas de tipos realizadas este jueves por el BCE (del 3,25% al 2,50%) y Banco de Inglaterra (del 3% al 2%) reflejan el deterioro de la situación económica. Con una inflación controlada a corto plazo, se espera que mantengan los recortes en los próximos meses. La duda está ahora en ver si estas rebajas en la política monetaria son suficientes para salir de la crisis.



Peter Hensman, estratega global de Newton, gestora de BNY Mellon AM:

Aunque las previsiones apuntaban a un recorte más cauto de 0,50 puntos, el BCE sorprendió al mercado y redujo los tipos en 0,75 puntos. No es sorprendente que el BCE respondiera al claro deterioro económico de la eurozona y a nivel global con una mayor reducción de los tipos de interés. La decisión del BCE sigue al recorte inesperado de 1,75 puntos realizado hoy en Suecia y a la bajada de emergencia de 1,00 puntos del 20 de noviembre de Suiza. Con la caída del precio del petróleo llevando al IPC al 2,1% interanual en noviembre y con la economía de la eurozona con descensos del PIB en el segundo y tercer trimestre, hay pocas razones para creer que esto marca el final de una política laxa por parte del BCE.



Alan Thomson, economista de la gestora de fondos Scottish Widows Investment Partnership:

Este recorte de tipos del BCE refleja un marcado deterioro en la economía. En este sentido, esperamos que los tipos de interés se reduzcan hasta el 2% a medida que la economía se deteriora. Aún así, SWIP espera que el Producto Interior Bruto de la zona euro se contraiga alrededor de un 1% en 2009, con un ligera mejora únicamente en 2010.





Simon Ward, Chief economist New Star:

La rebaja de un punto del Banco de Inglaterra era esperada, pero la declaración que acompañó a la decisión sugiere que el foco está cambiando hacia intervenciones del estilo de la Fed para mejorar los flujos de dinero. Esto podría implicar que el tipo ha alcanzado un suelo temporal del 2%. Con condiciones del mercado todavía “extremadamente difíciles” a pesar de los paquetes de medidas del gobierno, el Banco de Inglaterra señaló que no será probable que se recupere el volumen normal de créditos sin tomar mayores medidas. Esto supone que emulará las acciones recientes de la Fed diseñadas para mejorar la disponibilidad del crédito e impulsar la oferta monetaria, más que forzar a los bancos a expandir el crédito bajo amenaza de nacionalización. La intervención del Banco de Inglaterra señaló que “el nuevo plan fiscal es improbable que tenga un efecto significativo en la inflación” en el largo plazo, a pesar del riesgo de un aumento explosivo en la deuda pública.



Sam Hill, gestor de renta fija de Threadneedle:

El recorte de un punto porcentual por parte del Banco de Inglaterra es otro salto hacia abajo de los tipos, pero solamente un pequeño paso para caminar por la dirección adecuada para la economía, en un futuro próximo. En los últimos días el consenso del mercado esperaba una mayor reducción, pero ya se sabía que el Comité había estado preocupado por las consecuencias negativas para la libra. Los datos de la economía siguen apuntando hacia una bajada brusca de la actividad lo que intensificará la presión para que se produzcan más recortes pronto. La Reserva Federal en los Estados Unidos ha anunciado recientemente iniciativas, más radicales que simplemente establecer tipos muy bajos, es probable que se tengan que discutir medidas similares en el Reino Unido dado que las economías desarrolladas están sincronizadas en su ralentización. En el contexto de esta bajada global un recorte mayor habría estado justificado.



Stuart Porteous, Jefe del Group Economics de The Royal Bank of Scotland:

La economía británica está cerca de una profunda recesión. El Banco de Inglaterra piensa claramente que los tipos están en un nivel equivocado, por lo que están intentando bajarlos tan rápido como sea posible. En este momento, el riesgo de hacer demasiado poco parece pequeño frente al riesgo de hacer mucho. Los tipos de interés pueden llegar a cero antes de que consigan reflotar la economía. La política de tipos de interés bajos no se está trasladando en menores costes reales de endeudamiento de las familias y las empresas. Pero esto no significa que la politica monetaria pierde efectividad. Cuando los tipos de interés se acerquen a cero problamente el Banco de Inglaterra comenzará a usar medidas más creativas para impulsar la actividad.

Lo más leído