Tags:

“Los gestores activos buscan romper con el pasado”


“La selección individual de valores con un enfoque ascendente puede batir a largo plazo al mercado”, señala Kathryn Koch, gestora de carteras de renta variable estadounidense de GSAM. En su opinión, es posible encontrar excelentes oportunidades en el mercado más líquido del mundo, aquel que reúne al 50% del índice MSCI World. Pero, ¿por qué invertir ahora? En su opinión, a pesar de la subida, todavía tiene recorrido. “Históricamente, las últimas 12 correcciones en la bolsa estadounidense, que promediaron unas caídas del 38%, han traído recuperaciones posteriores de más del 100% cinco años después de los mínimos”, explica. Además, en su opinión, las valoraciones por PER son atractivas y razonables en términos históricos.Koch aprecia tres posibles catalizadores para los mercados estadounidenses: el crecimiento de la demanda fuera de EE.UU., el incremento del apalancamiento operativo y el importante volumen de liquidez que puede volver al mercado. Para Koch, la inversión en bolsa estadounidense permite el acceso a compañías diversificadas internacionalmente. “Son compañías líderes que pueden acceder a las bolsas de demanda mundial; aproximadamente un tercio de los ingresos de las empresas estadounidenses se genera fuera de EE.UU.”, explica. “En segundo lugar—continúa— después de reducir drásticamente sus costes con la recesión, las empresas estadounidenses tienen un considerable margen de apalancamiento operativo cara a la recuperación”. En tercer lugar, el mercado se beneficia de unos niveles de liquidez históricamente altos, con 3,6 billones de dólares en fondos monetarios (a 2 de septiembre), que podrían suponer un combustible para poder invertir en renta variable. En la actualidad, el patrimonio en los fondos de dinero equivale al 41% del S&P 500, frente a una media histórica del 20%.En este escenario, Kathryn Koch cree que lo que mejor funciona es la gestión activa basada en la selección de valores. “Existe una gran dispersión en las compañías ganadoras y perdedoras dentro de un mismo sector. Con una volatilidad elevada, es el momento idóneo para la selección”, explica. A la hora de realizar la selección, opta por compañías con una cuota de mercado alta, sostenibilidad de los beneficios, balance fuerte y una dirección de calidad.El fondo GS US Equity Portfolio combina las mejores ideas de los equipos de valor y de crecimiento de la gestora dentro de una cartera en la que priman las compañías de gran tamaño. La idea es contar en la cartera con unas 70 ó 90 acciones, en la que ninguna pesa más del 10% y buscando una diversificación por sectores. “La cartera es muy diferente del índice de referencia para poder generar alfa”, explica. En opinión de Kathryn Koch, se pueden encontrar buenas oportunidades en las grandes compañías del mercado más líquido del mundo. “No creo que sea un mercado tan eficiente (en referencia al de EE.UU.). En los últimos años se han podido encontrar muchas ineficiencias. En muchas ocasiones, las oportunidades están en la forma en que se interpreta la información”, señala. “Las buenas decisiones de inversión necesitan un argumento de inversión a futuro y esto se ha convertido en un aspecto aún más importante para los inversores en el entorno actual, marcado por la incertidumbre y la volatilidad”, concluye.

Lo más leído