“Los fondos UCITS alternativos son una buena opción para inversores conservadores”


“Muchos inversores piensan que mantienen una posición conservadora por tener un peso elevadísimo en renta fija. Pero la renta fija hoy presenta riesgos importantes”, advierte Ricardo Sánchez-Seco, responsable de fondos de inversión en Gestiohna Asesores Financieros, que opta por incluir productos alternativos en las carteras de sus clientes más conservadores.

“A la cartera conservadora siempre me ha gustado llamarla de rentabilidad absoluta. Se trata de batir la rentabilidad de los activos sin riesgo y hacerlo de la manera más descorrelacionada con los mercados posible. Además de seleccionar los fondos adecuados, lo más importante es saber e identificar qué activos y estrategias alternativas pueden funcionar mejor en cada contexto de mercado y rotar entre ellos”, señala Sánchez-Seco.

En las carteras utilizan fondos alternativos en formato UCITS. En Gestiohna consideran que estos productos son capaces de replicar, con un alto grado de precisión, los resultados de las principales estrategias de hedge funds y que ofrecen más liquidez y mayores garantías de protección al inversor particular. Además, afirma Sánchez-Seco, el universo de fondos de este tipo se ha ampliado mucho y ofrece muchas posibilidades de selección.

“Algo que miramos de cerca es si el gestor tiene experiencia en el mundo alternativo. Sin duda, es un dato favorable. No obstante, si la estrategia es relativamente sencilla, como por ejemplo long/short en renta variable, un gestor tradicional también puede hacer un buen trabajo. No me cabe duda de que un gestor que ha sido bueno toda la vida en productos long only lo puede hacer bien también en long/short. Hay diversos tipos de estrategias que permiten preservar el capital. La clave está en identificar qué estrategia lo puede hacer mejor”, explica.

Más independencia

Gestiohna Asesores Financieros es la agencia de valores del Grupo HNA (la Hermandad Nacional de Arquitectos y Químicos). En total, el grupo asesora y maneja un patrimonio de más de 1.000 millones de euros. Prestan sus servicios tanto a inversores particulares como institucionales.

“El fondo nos parece el vehículo perfecto para canalizar el ahorro del inversor particular. La gran parte del patrimonio que asesoramos de clientes particulares recomendamos que se dirija hacia fondos. El sistema de pensiones no va a poder mantener los niveles de renta actuales de sus cotizantes”, afirma Sánchez-Seco.

El grupo utiliza un modelo de arquitectura totalmente abierta. Pueden elegir productos de entre la oferta de más de 10.000 fondos registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores para sus distintas carteras modelo.

“El cliente de banca privada en España es cada vez más pragmático y más exigente. La tendencia hacia la independencia existe y es patente. Es un cambio cultural y generacional. La gente joven cuenta con una mayor cultura financiera y cuestiona el tipo de servicio que le prestan las redes bancarias”, señala el responsable de fondos de inversión en Gestiohna Asesores Financieros, que prevé un gran crecimiento para el segmento de asesores independientes.

El futuro de las gestoras españolas

Además de los productos de rentabilidad absoluta, Sánchez-Seco considera que los fondos flexibles también crecerán en los próximos años. “En plena reducción de costes, las gestoras tienen que crear productos de valor añadido y los fondos mixtos flexibles y de asset allocation aportan valor”, asegura.

Sánchez-Seco considera que el futuro de las gestoras españolas pasa por la distribución de productos de terceros. “Crear fondos que aporten valor añadido es más caro que distribuir productos de terceros. Tienes que invertir mucho en capital humano y en herramientas tecnológicas para tener fondos de calidad, mientras que los productos de fuera pueden aportar valor añadido de inmediato. Pasar de la gestión a la distribución es un proceso lento, pero es la única salida para muchas entidades españolas. El equipo de selección de fondos será cada vez más importante, al igual que la marca, y los servicios de marketing y de atención al cliente tendrán que mejorar”, dice.

Sánchez-Seco considera que el proceso de fusión, e incluso de liquidación, de gestoras españolas continuará. En cuanto a la oferta de producto, cree que las entidades nacionales seguirán apostando por los garantizados. “Es un producto fácil de vender y muy rentable para el distribuidor y para la gestora, pero es poco rentable para el partícipe. La tendencia entre las gestoras españolas es que, todo lo que no sea garantizado, siga perdiendo suscriptores lo cual les obligará a adaptarse a las nuevas tendencias. “Ya estamos viendo y seguiremos viendo a los fondos domésticos perdiendo cuota frente a los productos internacionales”, opina.

El responsable de fondos de Gestiohna destaca el aumento de la transparencia por parte de las gestoras en los últimos años. “Todas las gestoras en general han sabido adaptarse a las exigencias del cliente muy rápidamente. La transparencia se ha convertido en una cuestión fundamental. Hace tres años, contactar con un gestor era más difícil. Ahora te dan acceso inmediato. Es algo que también se nota a nivel de reporting. Otro factor importante es el control de riesgos. Se dedican más recursos y ha mejorado la calidad y la cantidad de información suministrada por las gestoras. El riesgo se ha convertido en un tema central. El control de riesgo es más estricto en todas las entidades y las gestoras se están adaptado a ello”, agrega.

Uso limitado de ETF

Gestiohna Asesores Financieros hace un uso limitado de los fondos cotizados. No obstante, los consideran una herramienta que les permite ganar exposición a mercados exóticos y que emplean ocasionalmente para realizar movimientos tácticos de corto plazo. “En nuestra opinión, al inversor particular, los ETF sólo aportan valor a aquéllos que están acostumbrados a invertir en renta variable de manera directa. Los vemos como un posible sustituto de las acciones, pero no de los fondos. Su fiscalidad es peor y los fondos de gestión activa que generan valor obtienen una rentabilidad superiores a los índices. Lo que pasa es que hay que saber identificar esos fondos”, dice Sánchez-Seco.

El responsable de Gestiohna reconoce que han utilizado ETF inversos en momentos de pánico en el mercado, como en 2008. “Compramos ETF sólo en esos casos extremos, no en condiciones normales. Eso sí, buscamos que sean baratos, con una horquilla lo más estrecha posible, con garantías de liquidez y que verdaderamente repliquen al índice que siguen. Además, preferimos la réplica física y no sintética”, explica.

 

Noticias relacionadas

Lo más leído