Tags: Negocio |

Los fondos sufren reembolsos de 2.700 millones en enero por el vencimiento de garantizados


"El año ha comenzado “de la misma manera que se inició y concluyó 2008, con cara negativa y mirada inestable”, explica Marcelo Casadejús, director de marketing de Ahorro Corporación.



Según el anticipo del informe del grupo financiero de las cajas de ahorros, los reembolsos de dinero de los fondos en enero fueron de 2.700 millones de euros, que junto a la caída en la valoración de los activos, dejan el patrimonio del sector en 173.700 millones de euros, un 2,7% menos que con lo que termino 2008. Los garantizados han sido los que mas dinero han visto salir debido al elevado numero de vencimientos en el mes y la consecuente decisión de los participes de retirar su capital y no continuar con la nueva garantía. Según los datos de Ahorro Corporación, los productos garantizados de rentas perdieron 840 millones de euros en enero; los variables, 755 millones, y los de rendimiento fijo, 525 millones.



En total, 2.500 millones de reembolsos de los garantizados, de los 2.700 millones del total del sector. No obstante, siguiendo con la línea de diciembre, las salidas de dinero de los fondos de inversión se han moderado en enero y, salvando las fugas de agosto (mes en el que los inversores están de vacaciones), representan el nivel más bajo en un año.



Por un lado, “los fondos con riesgo bursátil han sentido salidas, aunque en un tono menor, mientras que los de renta fija crecen ochocientos millones en el mes. Estos instrumentos están siendo utilizados como refugio, tanto siendo el destino de traspasos desde otras clases como para acoger nuevo ahorro”, señala Casadejús.



En el caso de los productos puros de bolsa, las salidas sólo fueron de 300 millones de euros, en un mes en el que las bolsas sufrieron pérdidas entre el 8% y 10%. Tampoco parece haber afectado el llamado efecto retrovisor, la recepción del informe anual con el resultado del año anterior, que en el caso de los fondos de acciones ha podido ser dramático, y que en esta ocasión no ha acentuado las fugas.



Parece que casi todo el dinero que tenía que salir de bolsa por clientes que no estaban cómodos con el producto, ya está fuera. Además, Casadejús cree que “las expectativas sobre los tipos de interés a corto plazo, los que sirven de referencia en la rentabilidad de los activos conservadores (depósitos y fondos monetarios), son de bajada radical y este hecho debería influir más en los primeros que en los segundos”.



En su opinión, en un escenario de tipos bajos es más lógico primar la colocación de fondos, sobre todo conservadores, por lo que en la medida que los problemas de liquidez del sistema remitan es factible que se reactive la distribución de aquéllos. “El primer escollo a salvar será el que representan las mismas redes, ya que en los últimos meses han manifestado abiertamente la bondad de los depósitos y ahora, sin menoscabo para éstos, deberán contraponer sus argumentos hacia los fondos. Así, no todo son malas noticias. Aunque queda un poco lejos todavía, las condiciones de mercado y una reinvención del sector podrán ayudar a la recuperación”, añade. afda

Noticias relacionadas

Lo más leído