“Los fondos saldrán reforzados de la crisis porque están bien regulados”


“Anticipándose a la entrada de MiFid, algunas entidades optaron por vender productos estructurados entre inversores minoristas, ya que después se encontrarían con problemas legales para colocarles estos productos. Ahora estamos pagando esta estrategia que ha llevado a que los ahorradores españoles tengan en sus manos productos como los emitidos por Lehman o por bancos islandeses, en una cantidad que aún desconocemos”. En su intervención en FondRisk 2008, las jornadas de control de riesgo organizadas por IBM, María José Gómez Yubero, directora de Inversores de la CNMV, reconoció esta semana que en los últimos años las entidades financieras han vendido productos estructurados a inversores minoristas con una información en algunos casos deficiente.“Esta proliferación de productos tan complejos responde más a la búsqueda por parte de las entidades de fórmulas para la gestión de control de sus riesgos que a satisfacer las necesidades de los inversores” La directora del organismo supervisor recuerda que el sector de los fondos de inversión se ha quejado en los últimos años del exceso de regulación que tenía frente a otros productos bancarios y de seguros. En su opinión, ahora, se ha demostrado que los fondos estaban bien regulados y que es un producto transparente eidóneo para el inversor minorista, a diferencia de otros productos más opacos. “Los fondos saldrán reforzados de la crisis”. Para Gómez Yubero, las entidades se han aprovechado de que al inversor le diera igual invertir en un estructurado o en un fondo de inversión, pero las diferencias son muy grandes entre los dos productos y esto es algo que tiene que tener presente el cliente. También se refirió en su intervención a algunas de las iniciativas impulsadas en diferentes foros internacionales, cuya adopción se ha visto acelerada por la crisis financiera actual. Entre ellas, destacó la convergencia en las prácticas supervisoras: “No sólo en Europa, también deberá mejorar la colaboración internacional”. La adaptación de la regulación de solvencia de las entidades, mejorando el tratamiento de determinados riesgos, y de la transparencia para facilitar la comprensión de los riesgos por los inversores y la fiabilidad de la información de los emisores, el papel de las agencias de ráting, donde se han producido conflictos de interés que no se han solventado con la autorregulación y la mejora en la gestión de los riesgos son aspectos en los que ya se está trabajando. El papel del consumidor Por último, María José Gómez Yubero destacó a los asistentes a las jornadas FondRisk 2008 la necesidad de reforzar el papel del consumidor, mejorando la cultura financiera de los inversores: “estamos acostumbrados a un papel pasivo del inversor, en el que los clientes nos fiamos de nuestra entidad financiera”. En su opinión, el consumidor tiene que ser crítico y se debe impulsar la mejora de su cultura financiera. “No es lo mismo comprar un coche que decidir una hipoteca a 30 años o diseñar un plan para las pensiones. El error al elegir el coche tiene remedio, pero la hipoteca o el ahorro para la jubilación, no”, recalcó Gómez Yubero. En este sentido, expresó su preocupación porque las generaciones más jóvenes están menos concienciadas y preparadas en materia de planificación financiera.“Cuanto mejor preparados estén los consumidores, mejor será la calidad de los productos ofrecidos y mejor se adecuarán a sus necesidades y a su perfil de riesgo”, destacó en referencia al Plan de Educación Financiera que han puesto en marcha la CNMV y el Banco de España.

Lo más leído