Los fondos que pueden ser alternativa a los depósitos


Ahora que la guerra del pasivo está próxima a su fin y los depósitos están en camino de dejar de ofrecer tipos del 4% e incluso superiores, llega la oportunidad para los fondos de inversión, más allá de sus ventajas fiscales. Asesores y gestores se encontrarán ante la disyuntiva de qué productos alternativos podrán ofrecer a sus inversores, acostumbrados en los últimos tiempos a recibir altas rentabilidades en un producto sin riesgos aparentes.

La alternativa a los depósitos suelen ser los fondos de inversión en el espectro más conservador, es decir, monetarios y de renta fija a corto plazo. Además, en los últimos tiempos ha proliferado en el sector nacional la oferta de productos con rentabilidad objetivo, es decir, aquellos que no siendo garantizados crean una cartera con la intención de mantenerla a vencimiento y realizar una gestión de buy & hold. Los garantizados también suelen ser siempre otra alternativa propuesta por las entidades.

Dento de los monetarios, cinco productos ofrecen en el último año rentabilidades por encima del 3%, según los datos de VDOS. Se trata del Dinercam (4,38%), Renta 4 Monetario (3,8%), March Premier Tesorería (3,45%), Bankinter Dinero 4 (3,27) y Profit Dinero (3,22%). Tal como explicaba Funds People en un reciente artículo, estos fondos han seguido una pauta estable en 2012: invertir en deuda corporativa y cédulas hipotecarias al principio del año y apostar más tarde, conforme las rebajas de rating han impedido la continuidad de esa inversión, por deuda pública española o depósitos de calidad.

Paradójicamente, la limitación de la rentabilidad que podrán ofrecer a partir de ahora los depósitos afectará a muchos de estos productos que incluyen precisamente esos mismos depósitos en sus carteras. Este será un motivo más para que sea difícil que estos productos conservadores consigan repetir en 2013 las atractivas rentabilidades obtenidas en 2012.

Renta fija a corto plazo

Dando un paso más en la escala de riesgo, los fondos de renta fija a corto plazo también son una alternativa interesante. Seis productos ofrecen rentabilidades superiores al 10% en un año, según datos de VDOS. Se trata del Barclays España Corto Plazo (15,13), Leaseten RF Corto (15,11%), Mutuafondo Bonos Financieros (14,5%), CX Patrimoni Plus (13,6%), Leaseten III (13,6) y CX Patrimoni (10,9%). "Ante un entorno en que vemos limitadas las ampliaciones de los spreads tanto por el muro de contención que ejercen los bancos centrales como por los fundamentales de las empresas, cobra mayor importancia la selección de los títulos y la búsqueda de una diversificación en los riesgos", explica Josep María Pon, gestor del CX Patrimoni Plus. "Geográficamente, los títulos “core” están más caros que los de la periferia que se ven beneficiados por una mejora de la competititividad y la vuelta de la confianza gracias a las reformas adoptadas, la consolidación fiscal y las perspectivas de mayor integración europea. Sectorialmente, favorecemos a utilities, tabaco, bebidas y financieros".

En los fondos objetivo que han proliferado en 2012 conviven aquellos de renta fija con algunos, la minoría, de renta variable. En general, son productos con un objetivo de inversión más largo que los depósitos clásicos, con una media de dos o tres años y, si bien se han lanzado varios a lo largo de 2012 habrá que ver si sigue la tendencia en 2013, lo que dependerá de si las gestoras encuentran oportunidades de inversión interesantes para crear este tipo de estructuras que buscan crear una cartera estable y mantenerla a vencimiento. Entre las gestoras que han optado por crear productos de este tipo de deuda se encuentran casas como Ibercaja Gestión, InverCaixa, KutxaBank, Banco Madrid Gestión de Activos, BBVA AM o DWS Investments.

Algunos de los productos que tienen objetivos de rentabilidad atractivas son el Banca Cívica Renta Fija 2014, lanzado por febrero y con una TAE no garantizada del 3,26% para la clase A y del 3,4% para la clase B a dos años y medio o el BBVA Bonos Patrimonio II que estuvo abierto a suscripciones hasta el 22 de noviembre (a partir de ese día ha impuesto comisiones de suscripción para disudir la entrada de nuevo dinero) y tenía un objetivo de rentabilidad anual del 3,25% con vencimiento a julio de 2016.

Los garantizados podrían ser otra alternativa a los depósitos. En 2012, los de renta fija obtuvieron una media ponderada del 4,5% y los de renta variable del 3,7%, según datos de Inverco a noviembre. En 2013 vencen productos por valor de 14.000 millones de euros y queda por ver qué ofrecerán las entidades para retener a sus clientes.

La alternativa que ofrecen las gestoras internacionales

Las gestoras internacionales también cuentan con productos que pueden ser una buena alternativa a los depósitos y sus propuestas son variadas. En Schroders, proponen el Shcroders Strategic Bond, el SISF Global Corporate Bond y el SISF Euro Bond.

En Pioneer Investments, consideran que una alternativa interesante sería su Pioneer Corporate Short Term, mientras que la propuesta de Henderson Global Investors es su fondo Henderson Credit Alpha.

Lucía Catalán, responsable de Goldam Sachs AM para España, decía en una entrevista publicada en junio que los fondos son una buena altarnativa a los depósitos y de su casa propone en el GS Global Credit Portfolio y el GS Global Fixed Income Portfolio.

Desde Legg Mason consideran un buen momento para aumentar en la escala de rentabilidad y riesgo y apostar por los fondos de bonos globales de gobiernos grado de inversión, como su Brandywine Global Fixed Income.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído