Los fondos portugueses pierden 3.100 millones de euros en 12 meses


Los datos de febrero vuelven a dar un mazazo al mercado portugués de fondos de inversión. Solo en este mes, los reembolsos brutos han superado la nada desdeñable cifra de 865 millones de euros y ya, en lo que va de año, los portugueses han sufrido salidas brutas de 1.381 millones de euros. Las suscripciones, ni las del mes ni las del año, dan para cubrir esta huida, con lo que el saldo final de reembolsos netos supera los 200 millones de euros en febrero y ronda los 380 millones de euros desde diciembre.

En los últimos doce meses, los portugueses han retirado 11.427 millones de euros brutos de los fondos nacionales, dejando la cifra de reembolsos netos en más de 3.100 millones de euros. En paralelo, el valor de los activos gestionados cayó en febrero un 0,3% situándose en los 13.990 millones de euros. En los últimos doce meses la pérdida de valor es ya del 16,7%.

Según los datos de la Apfipp, de las 16 sociedades gestoras portuguesas que hay, solo tres registran un saldo de suscripciones menos rescates positivo en febrero. Esaf logra en febrero captar 67 millones de euros y, en lo que va de año, casi 52 millones de euros. Barclays Wealth Managers Portugal capta en febrero 11,6 millones de euros netos en febrero, pero su saldo anual es aún negativo en cerca de tres millones de euros. Por su parte, Dunas Capital logra 0,3 millones de euros en febrero, siendo este su saldo anual al cerrar en blanco el mes de enero. El resto de entidades presenta un saldo negativo.

Desde el inicio del año, los fondos que mejor están sorteando el temporal son los de obligaciones euro, los de acciones internacionales y los de acciones de EE UU que, junto con los fondos especiales de inversión de acciones y los mixtos de acciones, son los únicos con suscripciones netas positivas. En el lado contrario, los que más están sufriendo son los fondos de tesorería euro (con más de 380 millones de euros de saldo neto negativo) y los fondos especiales de inversión monetarios (con 296 millones de euros en rojo).

Atendiendo al valor de los activos, apenas cinco entidades nacionales logran variaciones positivas en lo que va de año. Una de las más pequeñas, Dunas Capital, crece casi un 340% desde enero, Banif (la sexta entidad gestora de Portugal por tamaño) aumenta un 7% y Esaf (la segunda más grande) un 2,5%. En todo caso, Caixagest sigue al frente de las grandes con 3.168 millones de euros y una cuota de mercado del 22,6%, seguida de Esaf con 2.466 millones de euros y una cuota del 17,6% y de BPI GA con 2.404,5 millones de euros y una cuota del 17,2%.

Lo más leído