Los fondos mutuos peruanos, en niveles de 2010 con una industria “sin desbancarizar”


A diferencia de lo ocurrido en países vecinos, la industria de fondos mutuos en Perú no ha tenido un desarrollo continuo a raíz de la expansión del sector financiero provocada por el crecimiento del país y el funcionamiento de las administradoras de fondos de pensiones (AFP). Todo lo contrario. Los fondos mutuos peruanos maneja en torno a 5.825 millones de dólares, cifras que están prácticamente en niveles de 2010 tras una caída del 18,7% del patrimonio entre abril de 2013 y el pasado mes.

¿Por qué no crece el sector en uno de los países que lideran el crecimiento económico en Latinoamérica? Para Enrique Díaz, presidente de MC&F Consultores, la clave está en la bancarización del sistema. Días lidera una consultoría que se dedica a analizar temas de, entre otros sectores, pensiones y fondos. “El fenómeno de reducido crecimiento se debe principalmente a que la industria no se ha desbancarizado, y la mayoría de las sociedades administradoras están relacionadas con los bancos. De esta forma no se plasma una real competencia entre el sistema bancario y el sistema de fondos mutuos para captar ahorros”.

La base de datos de Asbanc refleja que en diciembre del año 2005 nos encontrábamos ante una industria incipiente, con 1.477 millones de dólares bajo gestión. El volumen de activos casi se triplicó en dos años, hasta alcanzar los 4.314 millones de dólares en diciembre de 2007. Tras retroceder el patrimonio a casi la mitad al año siguiente, volvió a crecer y acabó 2009 con 4.845 millones. Con otro empujón el patrimonio que administraban los fondos peruanos alcanzó un montante no lejano al actual, 5.573 millones de dólares. A partir de ahí, tras un primer descenso, el patrimonio creció hasta los 7.167 millones en abril de 2013. Un año después, los vehículos locales gestionan 1.342 millones menos, con una disminución del 18,7%, según las estadísticas de Asbanc.

Los fondos han vivido una montaña rusa en el patrimonio administrado que ha dado en abril con un nivel de hace cuatro años. “Los fondos mutuos tienden a crecer más en los periodos que los intereses bancarios son más bajos; y de alguna forma son las propias entidades financieras la que en esos momentos promocionan la inversión en fondos mutuos. Al respecto, la regulación peruana permite que los fondos mutuos puedan ser comercializados por los bancos (básicamente de las entidades vinculadas), y muchos participantes de los fondos mutuos no llegan a establecer diferencias claras entre los servicios del banco y los de sus subsidiarias”, arguye Enrique Díaz.

Otro aspecto que intuye una falta de desarrollo de la industria es la proporción de renta fija sobre el total, ya que apenas ha cambiado en casi una década. En 2005 estaba los vehículos de renta fija tenían bajo gestión el 96,6% del patrimonio total, y nueve años después está en un 92,3%. Salvo el periodo comprendido entre 2007 y 2010, el resto del tiempo siempre se ha mantenido por encima del 90% esta ratio.

“No existe todavía un conocimiento adecuado de lo que significan y ofrecen los fondos mutuos; lo que impide que se masifique más el producto y además hace que los participantes de los fondos revelen un comportamiento muy conservador (prefieren renta fija o corto plazo e históricamente los Fondos en dólares por considerarlos más seguros)”, explica el presidente de MC&F Consultores.

En conclusión, para Díaz “hay un reto grande de mejorar la competencia y competitividad de los fondos mutuos. El crecimiento económico irá contribuyendo gradualmente a ello; y los cambios del marco regulatorio que se vienen ensayando de pocos también ayudan en esa mejora. Pero ha de tomar tiempo”.