Los fondos mexicanos que pierden la cota de los 1.000 millones de pesos bajo gestión


Mientras que en el mes de abril las sociedades de inversión conseguían marcar un nuevo récord al registrar el volumen de activos bajo gestión más elevado en su historia, hay un grupo de fondos que perdieron su puesto entre los fondos más grandes del mercado. Analizamos su evolución.

Con casi 1.000 millones de pesos bajo gestión, el fondo HSBC-F2 lidera el ranking. Posición que mantiene a pesar de que en los últimos doce meses ha reducido paulatinamente los activos bajo gestión. Según los datos facilitados por la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), el fondo ha reducido su patrimonio en un 28% desde abril del 2013 al mismo mes de este año. Variación que se sitúan como la caída más importante entre los cinco fondos de inversión más grandes del mercado. Sin embargo, no es el único. El fondo DIVER-C, gestionado por BBVA Bancomer, perdió un 22% de los activos netos en los últimos doce meses, hasta situarse por debajo de los 1.000 millones de pesos.

En el lado de las ganancias destacan tres fondos dentro de este grupo. El caso más visible corresponde al fondo VECTCF1, de la operadora Vector Fondos. El vehículo cambió de estrategia al final del año pasado, enfocándose en la renta fija y con el objetivo de invertir al menos el 80% de sus recursos en sociedades de inversión de instrumentos de deuda administrados por Vector Fondos. Asimismo, podrá invertir en valores gubernamentales, bancarios y privados de la más alta calidad crediticia. Desde dicho cambio, el fondo consigue más que triplicar los activos captados en diciembre de 2013, hasta situarse cerca de los 1.000 millones de pesos cinco meses después.

Por su parte, el fondo de Gestión Santander, STER-GR, incrementó en un 55% los activos bajo gestión en el plazo de un año. El fondo fue lanzado 1995, y registra un rendimiento del 7,7% en el plazo de un año, según los datos facilitados por Morningstar México. Invierte prácticamente la totalidad de sus recursos en renta variable, con una exposición de menos del 1% en deuda a corto y mediano plazo. Entre sus principales posiciones se encuentran el iShares NAFTRAC, Mexichem SAB y la Bolsa Mexicana de Valores SAB, con un peso en la cartera del 9,3%, 4,8% y del 4,7%, respectivamente.

Al final del Top5 se encuentra el fondo I+ Plazo, de la operadora SEI Compass México, que se anota un incremento del patrimonio gestionado del 11% en los doce últimos meses (hasta abril de 2014). Su estrategia está basada en el manejo dinámico de la deuda mexicana a mediano y largo plazo, con clasificación AA/5, y emitidos por entidades públicas y privadas, incluyendo valores bancarios. Cerró el 2013 con un rendimiento cercano al 5%, y en los últimos doce meses acumula una rentabilidad de más del 4%.

Noticias relacionadas

Lo más leído